Dos bombarderos B-25 que fueron derribados sobre el mar

La isla de Nueva Guinea fue uno de los muchos escenarios bélicos en los que se libró la Guerra del Pacífico. Los japoneses conquistaron el territorio en 1942 y, dada su proximidad a Australia, el general Douglas MacArthur ordenó iniciar la contraofensiva lo más rápidamente posible. Aquella campaña se extendió también a las cercanas Islas Salomón, dónde (entre 1942 y 1943) se libró la crucial campaña de Guadalcanal.

Lógicamente, toda Nueva Guinea está plagada de auténticas reliquias que recuerdan aquella contienda. Y ahora acaban de aparecer otras dos. Se trata de dos bombarderos B-25 del ejército estadounidense que han sido encontrados bajo el mar por buceadores del proyecto Recover, destinado a recuperar la mayor parte posible de restos bélicos.

Los aviones están, como era de esperar, muy oxidados. Aún así se planea sacarlos del fondo del mar para exhibirlos en un museo local. De cualquier forma, a lo largo de todo el territorio de Papua Nueva Guinea se pueden encontrar numerosos restos bélicos de la II Guerra Mundial, incluyendo tanques y baterías de cañones. En esta galería os mostramos varios de ellos.

 

 

Tomado de: http://www.quo.es/salud/segunda-guerra-mundial