Una clase de objeto no vista antes fue detectada por el telescopio espacial Hubble en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter.

Se trata de dos asteroides que orbitan uno al otro y que presentan rasgos como de cometa, con una cola larga y el coma.

Es el primer sistema binario de asteroides clasificado como cometa. El anuncio se hizo en la revista Nature.

En septiembre de 2016, justo en el mayor acercamiento del asteroide 288P al Sol, los astrónomos pudieron detallarlo con el Hubble.

Las imágenes revelaron que no es un solo objeto, sino dos asterodies con casi la misma masa y tamaño, orbitando uno alrededor del otro a una distancia de unos 100 kilómetros. Como orbitan entre los dos, se pudo medir su masa.

Pero hay más: las observaciones revelaron actividad en ese sistema. “Detectamos fuertes indicios de la sublimación de hielo de agua debido al aumento de la radiación solar, similar a como se origina la cola de un cometa”, explicó Jessica Agarwal (Max Planck Institute for Solar System Research, en Alemania, principal autor del artículo. Eso convierte a 288P en el primer asteroide binario clasificado también como cometa en el cinturón principal de asteroides.

Ese cinturón está lleno de asteroides de todos los tamaños y allí se encuentra el planeta menor Ceres.

Los rasgos de 288P, como la separación de sus componentes, tamaño casi igual, alta excentricidad y la actividad tipo cometa, lo hace además único en el Sistema Solar.

Esa actividad también revela aspectos de su pasado, según Agarwal: “El hielo en la superficie no puede sobrevivir en el cinturón de asteroides durante toda la edad del Sistema Solar, pero puede quedar protegido miles de millones de años por un manto de polvo refractario de varios metros de espesor.

 

 

Vía: El colombiano