El cinetismo tiene en Venezuela a uno de sus grandes artífices y máximos exponentes, ese que ha vestido calles y espacios en varios rincones de nuestra geografía con universos penetrables de figuras, formas, colores y líneas: Jesús Soto.

El 5 de junio se cumplen 100 años de su natalicio. Oriundo de Ciudad Bolívar, siendo muy pequeño mostró amor por la pintura, aunque para entonces no fueran tan celebradas sus obras. Y es que el pequeño Soto pintaba en paredes, pisos o cualquier superficie que encontrara disponible en las muchas viviendas temporales que habitó con sus padres y esa afición ocasionaba a su madre encontronazos constantes con los propietarios.

Así creció pintando y se mudó a hojas y cuadernos en las que reproducía imágenes que encontraba en revistas y libros. Más tarde, a sus 16, pintaba afiches para marquesinas de un cine en su ciudad natal y a sus 19 años recibió una beca y viajó a Caracas para estudiar Arte puro e historia del arte en la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas, donde fue pupilo de Antonio Edmundo Monsanto y donde conoció a Carlos Cruz-Diez, Alejandro Otero y Pascal Navarro.

Como todos los jóvenes artistas de la época, Soto también viajó a la meca del arte: París. Allí vivió de tocar la guitarra por más de una década, al tiempo que trabajaba en su obra.
Se unió a Los Disidentes, un grupo de artistas venezolanos que rechazaba las formas tradicionales del arte. Perseguido por la necesidad de hacer que el arte visual dejara de ser representativo y efímero, y pudiera atrapar a la gente en el tiempo, Soto unió su pasión por el universo y sus orígenes junto a la música y el arte abstracto para resolver los problemas de lo que hoy conocemos como arte cinético.

Lo hizo en una amalgama matemática y onírica del color que busca desafiar al ojo y su capacidad perceptiva.

Fallecido en 2005, en Francia, su obra viste diversos espacios de nuestra urbanidad y es parte de la iconografía nacional. Se exhibe asiduamente en pinacotecas como, el MOMA de Manhattan, el Guggenheim de Nueva York y el Georges Pompidou en París.

El museo será remozado
En el marco del centenario del natalicio del maestro Soto será intervenida la infraestructura del Museo que lleva su nombre en su ciudad natal. Para ello, un equipo conformado por curadores, especialistas y arquitectos realizarán evaluaciones, diagnósticos y recomendaciones en aras de frenar el paso del tiempo en la edificación interna y externa del recinto en una primera etapa.

La segunda etapa abarca espacios específicos de esta joya arquitectónica que dejó como legado Carlos Raúl Villanueva, para llevarla a la modernidad y hacerla un recinto adaptado a los nuevos tiempos. El secretario de Cultura en Bolívar, Neptalí Hurtado, indicó que ya han avanzado en la climatización del lugar, con la instalación de aires acondicionados, lo cual ha permitido la habilitación de varias salas de exposición, biblioteca y espacios de oficinas.

Últimas Noticias