Inicio Deportes La industria tabacalera vuelve a la Fórmula 1 de la mano de...

La industria tabacalera vuelve a la Fórmula 1 de la mano de un nuevo cigarrillo electrónico

188
0

Las marcas de cigarrillos tienen prohibido anunciar en la categoría desde 2006, pero un dispositivo sin nicotina recién lanzado podría cambiar las cosas

La mítica escudería italiana Ferrari termino el año pasado con una mala noticia ya que en noviembre de 2017 se anunció que el Banco Santander no seguiría auspiciando al equipo de Maranello. En su lugar, el grupo financiero español firmaría un contrato por tres temporadas con la UEFA Champions League, poniendo fin así a 8 años como patrocinador en la Formula Uno.

 

Santander patrocinaba la mayor parte del monoplaza de Ferrari, por lo cual se estima que desembolsaba alrededor de u$s 40 millones anuales.

Sin embargo, ambas partes no pudieron llegar a un acuerdo para el 2018, lo cual resultó en la salida del grupo bancario de la máxima categoría del automovilismo.

De esta forma, el equipo de Kimi Raikkonen y Sebastian Vettel se encontró sin un patrocinador visible de tal magnitud, espacio que va a llenar el gigante tabacalero Philip Morris con el cual han sostenido una larga relación a través de la historia y gracias también a un contrato que se dice alcanza más de u$s 100 millones, siendo por otra parte la compañía que más dinero invierte en esta disciplina.

Los apoyos de compañías tabacaleras están prohibidos en la Formula desde 2006, por acuerdo mutuo de los equipos, no obstante Ferrari y Philip Morris se han mantenido ligados, de una forma u otra, según cuenta el sitio MomentoGP.

Ferrari promocionó la marca de cigarrillos de manera más sutil a través de los años con frases no directamente ligadas a la firma, y con patrones de colores y formas que aluden a los de la marca Marlboro.

Pero hace poco tiempo, la corporación norteamericana lanzó al mercado el IQOS, un cigarrillo electrónico que, a diferencia de la competencia, no quema ningún liquido de nicotina, sino que consume tabaco puro, volviéndolo único en el mercado. Y que se ha convertido en un importante medio de ingresos para Philip Morris Int., contribuyendo con alrededor de u$s 700 millones de utilidad para la mayor tabacalera del mundo.

Así, gracias al nuevo dispositivo (sin nicotina) que esperan sea declarado «sin humo», esta será la primera temporada en más de 11 años en la que una tabacalera vuelva a poner una enseña propia en los circuitos de motor. También cabe descartar la presencia de la citada enseña en los nuevos Alfa Romeo, también del grupo Fiat, que regresa a la competición después de más de treinta años.

La novedad también llegaría a la competencia del MotoGP a través de la esudería Ducatti, que reemplazará a su desaparecido esponsor TIM.

 

 

 

Vía: cronista.com