Inicio Internacionales Mensaje navideño del primer ministro de Portugal causa Polémica

Mensaje navideño del primer ministro de Portugal causa Polémica

3
0

El mensaje navideño del primer ministro, Antonio Costa, ha dejado atónitos a los portugueses, ya que de manera excepcional fue monotemático y se centró exclusivamente en prometer una mejor sanidad pública. Es un reflejo del grado de deterioro al que ha llegado el Sistema Nacional de Salud, que languidece en medio de la esclerosis de unos servicios que precisan de altas inversiones para ponerse al día. Basta un ejemplo: el equipo de Urgencias del Hospital de Funchal (Madeira) ha dimitido en bloque porque no se ve capaz de garantizar sus prestaciones a partir del 1 de enero.

Hace solo unos días, el líder socialista prometía ir eliminando el copago que aún persiste a la hora de acudir a consulta. Y ahora llegó al extremo de realizar su puesta en escena en una Unidad de Salud Familiar en la zona acomodada de Areeiro, en Lisboa, para proclamar: «En este año en que celebramos el 40 aniversario del Servicio Nacional de Salud, es precisamente de la salud de lo que les quiero hablar. Más que celebrar el pasado, nuestro deber es responder a las necesidades del presente y garantizar el mejor futuro para el SNS. Es un mensaje de compromiso y confianza que os quiero dejar personalmente, mirándoles a los ojos».

Mensagem de Natal do Primeiro-ministro @antoniocostapm. pic.twitter.com/V2t1H0yizl

— República Portuguesa (@govpt) December 25, 2019

El mandatario luso asegura que esa es la prioridad absoluta del Gobierno y, por ello, centró en este tema su intervención. Pero el precedente en este sentido no resulta nada halagüeño porque, en 2016, decidió referirse únicamente a la Educación en su mensaje navideño y el colectivo de profesores continúa en pie de guerra cuando estamos a punto de entrar en 2020.

«Sé bien que la salud es actualmente una de las principales preocupaciones de los portugueses y que hay varios problemas por resolver en el SNS. Comprendo perfectamente la ansiedad de quienes todavía no tienen médico de familia, de los que van a Urgencias o de quienes aguardan a ser llamados para una cirugía».

Costa se refería, de esta manera, a que las listas de espera se han triplicado desde las dos últimas huelgas de enfermeros de quirófano, que se tradujeron en el aplazamiento nada menos que de 10.000 operaciones.

Los portugueses, que ven cómo el copago en las consultas ha derivado en un colapso en Urgencias cuando arrecian las dificultades, vieron a Antonio Costa calificar el SNS como «universal, general y tendencialmente gratuito», antes de definirlo como «una gran conquista de la democracia».

Con todo, el primer ministro es consciente de que se hace urgente el refuerzo presupuestario, única vía para que la Sanidad pública abandone la senda de los desajustes en la que está instalada.

abc.es