Inicio Deporte Conoce 6 hábitos que te hacen comer más

Conoce 6 hábitos que te hacen comer más

6
0

Es muy común que el principal desafío de una dieta sea el controlar la sensación de hambre que nos asalta entre comidas, siendo además muy peligroso caer en antojos que no tienen lugar en nuestra dieta. Antojos que resultan contraproducente según muchos nutricionistas,  ya que este acto conlleva a una serie de hábitos que nos hacen comer más de lo que necesitamos y de manera inconsciente sin darnos cuenta del desequilibrio o desorden hormonal que se puede provocar por la falta de control y voluntad en la dieta.

A la hora de evitar este tipo de hábitos, Biotrendies una página web asesorada por expertos indica que no sólo se debe conocer y detectar los malos hábitos, también se aconseja seguir dietas que hagan sentir saciedad y no provoquen problemas de ansiedad para que una vez controlada la ansiedad y el hambre, es momento de evitar los 6 hábitos que nos hacen comer más.

Entre los hábitos que te hacen comer más y que debes cambiar se destacan:

1. Saltarse el desayuno

Las prisas a la hora de acudir al trabajo o a las obligaciones diarias hacen que releguemos el desayuno a un segundo lugar, ayunando y dejando a nuestro organismo sin la cantidad adecuada de nutrientes para comenzar el día de manera sana. Si deseas mejorar tu dieta y que las ingestas de comida que realices a lo largo el día sean equilibradas debes desayunar. El desayuno aporta entre un 20 y un 25% de la energía que nuestro organismo precisa, además de contribuir a que rindamos más a lo largo de la mañana y no lleguemos con un hambre exagerada a la siguiente comida. Pegarse un atracón al mediodía no es la mejor forma de evitar excesos.

2. Hacer una dieta con exceso de hidratos de carbono

Así es, hay alimentos y comidas que nos hacen tener más hambre. En su versión no integral y refinada, los hidratos de carbono como las pizzas, el pan blanco, los snacks, la pasta y bollería favorecen el consumo al incrementar los niveles de insulina y hacernos sentir hambrientos. La cantidad de calorías vacías que aportan no hacen más que darnos una breve sensación de saciedad y que volvamos a sentir apetito poco tiempo después de haber comido.

3. Beber refrescos azucarados y con gas

Si deseas hacer una dieta sana y no aportar un exceso de calorías y azúcares a tu organismo, entonces debes recurrir al agua antes que a bebidas carbonatadas, siendo incluso perjudiciales las versiones light y zero ya que aunque no tengan azucares, sí que contienen edulcorantes artificiales. El sabor dulce que tienen todas estas bebidas hace también que se incrementen las ganas de comer, saciándonos poco. Así, a la hora de comer opta por agua en vez de por este tipo de refrescos.

4. Comer rápido

Este es otro de esos hábitos a evitar si deseas saciarte y no comer en exceso. Los expertos aconsejan comer despacio y masticar correctamente los alimentos al objeto de hacer más fáciles las digestiones y evitar problemas gastrointestinales. Además, así saborearemos más lo que comemos y lo disfrutaremos haciendo que comamos menos cantidad.

5. Ver comidas apetecibles u oler comidas

Cuando nuestro cerebro recibe estímulos olfativos o visuales de comida, se activan los mecanismos de recompensa del cerebro y nos impulsa a comer. Ser consciente de esos estímulos y saber controlarlos es una de las claves para no comer más de lo que debemos.

6. La falta de sueño y el estrés

No dormir un número suficiente de horas al día estimula el apetito y hace que nos sintamos más predispuestos a comer comida poco saludable. Algo similar ocurre con el estrés ya que también hace que tengamos más ansias de comer y sensación de apetito. Según los estudiosos, el estrés hace que se segregue más cortisol u “hormona del estrés”, así se disparan los niveles de grelina, la hormona que genera la sensación de apetito. El cerebro nos hace creer que necesitamos comer, cuando lo que se precisa es tranquilidad y calma.

Para culminar, Biotrendies, recalca que estos hábitos que nos hacen comer más son controlables si somos conscientes de ellos y tratamos de ponerles freno y cambiarlos por hábitos más saludables. Asimismo señalan que a menudo con sólo hacer unos pequeños cambios en la rutina y costumbres diarias a la hora de comer se consiguen grandes ayudas para el control y la pérdida de peso.

Redacción E/A