ComunidadDestacado

Remedios caseros son una alternativa ante alto costos de medicamentos

*** Aunque no es una práctica nueva, la utilización de plantas se ha incrementado debido al poco poder adquisitivo de muchos  ciudadanos, quienes ante cualquier síntoma de enfermedad recurren a las infusiones para evitar males mayores

Ante la imposibilidad de poder adquirir medicamentos debido a sus altos costos, muchos bolivarenses se han volcado a la preparación de remedios caseros para hacer frente a algunas enfermedades.

Aunque no es una práctica nueva, la utilización de plantas como el malojillo, el jengibre, la sabila, las hojas de la mata de guanabana, el oregano, hojas de mango, eucalipto, entre otras, se ha incrementado debido al poco poder adquisitivo de muchos  ciudadanos, quienes ante cualquier síntoma de enfermedad recurren a las infusiones para evitar males mayores.

Tal es el caso de la señora  Angelina Rodriguez, quien comentó como prepara su famoso te de moringa o su acostumbrado guarapo de malojillo ante síntomas de gripe.

“Yo no tengo plata comprar antigripales y además, me da miedo ir al medico porque no me voy a exponer al Covid. Antes al primer estornudo tu me veias comprando cualquier  sobrecito ahora no, hago mis tecito y listo. Agarro unas hojas de malojillo o de moringa, el que consiga, le echo jengibre, limón y un toque de miel, así elimino síntomas de gripe”, comentó.

El señor Carlos Salazar dijo que en casos de subidas de la presión alterial de forma imprevista le ha tocado recurrir a alternativas como consumir un diente de ajo o hacer te con hojas de guanabana.

“Tensopin o captopril ya no las puedo comprar, eso esta muy caro. Si se me sube la tensión me como un diente de ajo y si se me baja me como algo dulce. Esta situación nos ha llevado a retroceder en el tiempo y tener que recurrir a técnicas que usaban nuestras abuelas. Anteriormente, yo cobraba mi pensión y enseguida compraba todos mis remedios y más, hasta iba al cardiologo regularmente, ahora, eso no da ni para comer un día”, dijo.

Por su parte, Luisa Aponte, narró su experiencia cuando fue a una farmacia a comprar un antibiótico.

“Fui a comprar un antibiótico porque me urge y el precio era de 3 milllones de bolívares. De dónde los saco cuando yo lo que gano es un sueldo mínimo. Tuve que recurrir a las matas. También me pasó con un antiinflamatorio cuyo precio alcanzaba el millón de bolívares y allí mi mamá  buscó unas matas, las asó, hizo como una pasta y me la colocó en el lugar que tenía inflamado y así me curé”, relató.

Karla Rivas también comentó los remedios caseros que ahora usa para quitarse la migraña.

“Antes en mi cartera tenía una ‘farmacia’ de pastillas, en mi casa sobraban los analgésicos porque yo sufro de migrañas, ahora busqué alternativas por internet. Cuando siento que me va a iniciar el dolor de cabeza me pongo hielo, si se hace más fuerte hago café sin azúcar y le aplico unas gotas de limón, hasta he descargado meditaciones para aliviar el dolor de cabeza, imagínate a lo que hemos llegado”, agregó.

Los entrevistados coincidieron en que, si bien es cierto utilizar estos métodos en muchos casos funciona, no es menos cierto el hecho de sentir cierto grado de frustración dado que, “ esto se convirtió poco a poco en la nueva forma de vida para muchos. Tenemos que adaptarnos a que ya no podemos o no tenemos acceso a muchas cosas que hasta hace dos años ni nos importaba. Esto aplica no solo a la medicina sino también a la comida y ni hablar de pensar en distracciones, ropa y otras cosas que ya son considerados lujos”. (Redaccion/GB)

Recibe las noticias más destacadas directamente en tu celular. Únete a nuestro grupo en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/CrpSCJQYYphKmurnsKdqjc

También estamos en Telegram como @InfoElLuchador únete aquí https://t.me/infoelluchador

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com