ComunidadDestacado

La Comunidad Indígena Pana Pana es ejemplo de lucha por preseverar sus tradiciones


***Una zona privilegiada para la explotación pesquera, agrícola y turística

Ubicada en el kilómetro 23 vía Ciudad Bolívar-Puerto Ordaz, en la parroquia foránea Pana Pana, del municipio Angostura del Orinoco, del estado Bolívar, se encuentra la comunidad indígena Kariña de Palmarito, la cual cuenta con excelentes potencialidades entre las que destacan, el talento humano; su posición estratégica cercana a la ciudad,  a pesar de estar a orillas del Orinoco, y el fácil acceso a una de las autopistas más importantes de Venezuela, al posicionarse muy cerca de Ciudad Bolívar y de Ciudad Guayana.

Una comunidad pesquera, productora de maíz, frijol, tubérculos, verduras, entre otros, con una laguna en la entrada que recibe a propios y visitantes, y una visual hermosa del rio padre, la convierte en una zona privilegiada para la explotación potencial del turismo.

Titulada como Comunidad Indígena Pana Pana desde el 9 de agosto de 2012, anteriormente conocida como pueblo Cedeño y más tarde como Palamarito, hoy como comunidad mixta, su pueblo originario lucha por preservar sus tradiciones y mantener su cultura de generación en generación.

José Golindano, autoridad legítima de la mencionada comunidad, cuenta todo lo que ha sido el esfuerzo que ha realizado en pro de la conservación de sus tradiciones.

“Remontándonos un poco a la historia, debo decir que nuestra comunidad fue desalojada y perseguida en los tiempos de Cristóbal Colón. Fuimos despojados de nuestras tierras, nuestros ancestros fueron perseguidos y la comunidad fue quemada. En Isla grande nacieron muchos de nuestros familiares. En épocas del Gobernador Manuel Jesús Lara, nuestro pueblo que como tal se ubica a dos kilómetros de acá, fue masacrado, nos sacó de nuestras tierras y tuvimos que radicarnos acá, esa es la razón por la que somos una comunidad mixta, por eso no nos ve con unos trajes típicos. Poco a poco salimos de la isla fuimos llegando acá y así formamos esta comunidad. Llamada primero Pueblo Cedeño, luego Palmarito y ahora rescatamos nuestro nombre legal como comunidad indígena. Hoy en día estamos rescatando nuestra identidad, inculcándoles a nuestros niños en las escuelas el Himno nacional en Kariña, baile típico de La culebra, el Mare Mare, la comida típica. Ha sido una lucha que estamos ganando. Nuestro primer logro fue rescatar nuestro nombre originario, ahora estamos trabajando para que todos nuestros educadores sean originarios y se de el rescate de la cultura en apoyo mutuo con los docentes”, detalló.

Pana Pana no escapa de la realidad actual

A pesar de todas las potencialidades con las que cuenta esta zona, su gente no escapa de las limitaciones impuestas por la realidad actual que vive Venezuela, razón por la que piden apoyo a los organismos competentes.

“En la parte del turismo, contamos con un parador hecho en Revolución pero además de eso, necesitamos más apoyo para activarlo y dotarlo, estamos a orillas del rio y eso podemos aprovecharlo; en la parte de servicios, contamos con una planta potabilizadora pero nos urgen nuevos tanques elevados dado que el que tenemos está dañado; en materia deportiva, necesitamos rescatar la cancha para el fortalecimiento del deporte”, explicó Golindano.

260 familias afectadas por la falta de transporte

Pocas unidades de transporte público, altos precios en los pasajes y falta de gasolina, afecta la movilización de personas e incide en el sector pesquero de la zona.

 “En el tema de transporte, nos urgen por lo menos dos unidades para sacar los rubros y al personal que se dedica a dicha labor. Movilizarse actualmente es muy forzado porque no hay transporte. Los pescadores se ven muy limitados porque solo contamos con una unidad en la que salen 80 personas aproximadamente, en un bus con capacidad para 30. Es una única ruta, que le pagamos para que nos haga transporte. Ha sido de bendición pero no es la solución. El transporte nos cuesta 360 mil bolívares ida y vuelta, y en el caso de las embarcaciones también se ven limitada para la pesca, ya no pueden ir muy lejos y deben pescar con canales, esto debido a la falta de combustible,  limitando la producción pesquera”, dijo la principal autoridad indígena.

Victimas de extorsión

“En cuanto a seguridad, necesitamos apoyo porque hemos sido víctimas de extorsión, aquí se han realizado procedimientos ilegales. Hemos contado con el apoyo del comandante del kilómetro 50 y la Gobernación, pero no ha sido suficiente. Este año hemos tenido 3 ataques de extorsión por parte de uniformados, nos quitan nuestras mercancías y eso es ilegal”, aseveró.

IAIEB de la mano con Pana Pana

Pedro Requena, Director Ejecutivo del Instituto Autónomo Indígena del Estado Bolívar (IAIEB), destacó la importancia del apoyo institucional para reivindicar y dar un lugar privilegiado a las comunidades indígena en los tiempos actuales.

“En el caso particular de las instituciones gubernamentales nos corresponde impulsar todas las iniciativas de nuestros pueblos indígenas. En el caso del Instituto Indígena, a través del Gobernador M/G Justo Noguera Pietri, lo hacemos dando el acompañamiento correspondiente. Hay realidades productos del bloqueo hacia Venezuela y por ende las ayudas ya no son tan fluidas como años atrás, sin embargo, eso motiva a la población a aprovechar sus propios recursos lo que nos ha llevado a descubrir fortalezas como que se produzcan aquí las semillas, los controladores de plagas y maleza. Muchas veces dependimos de los químicos, hoy los produce la comunidad y tenemos alimentos libres de agroquímicos”, expresó.

Una zona productora enfocada en el autosustento

Requena resaltó el alcance del apoyo recibido por parte del Gobernador de la entidad, de más de 20 sacos de maíz de 20 kg cada uno.  “Cada saco da para sembrar una hectárea, eso se traduce en más de 80 mil kilos de maíz que vienen a satisfacer necesidades propias de la comunidad, pero, también vienen ha aportarle a comunidades aledañas contribuyendo a la soberanía alimentaria de nuestro estado, yendo directamente del productor a la mesa del consumidor. Productos de las comunidades indígenas que nos ponen en otra perspectiva porque antes se pensaba que el indígena iba solo a pedir y ahora no, en este momento estamos aportando con conocimientos milenarios que contribuyen en la construcción de la nueva patria que queremos”.

Referencia en la lucha por mantener su identidad

Ser una comunidad reconocida por su potencial agrícola y pesquero, y su gente organizada en sus tradiciones, hacen de Palmarito una referencia en la lucha por mantener su identidad tras sufrir  racismo  por parte de la sociedad mayoritaria por más de 40 años.

“Es algo de resaltar de los pueblos Kariña. Gracias al proceso que inició nuestro comandante Chávez y que continúa nuestro presidente Nicolás Maduro, hoy nuestros pueblos indígenas son visibilizados. Es un pueblo heroico y fuerte en cuanto a la defensa de su cultura”, recalcó Requena.

Palmarito posee título de propiedad colectiva

Otro aspecto que fortalece a Palmarito y la convierte en zona privilegiada es estar dentro de las cinco comunidades indígenas que posee el título de propiedad colectiva entregado por el Estado venezolano a través de la Procuraduría establecidos en la Constitución.

 “Esto gracias a las medidas de protección implementadas desde el Gobierno revolucionario. Un instrumento que viene a protegerlos”, añadió Requena.

Palmarito una esperanza para el desarrollo integral

“Estamos llamados a usar todo nuestro potencial para el desarrollo de nuestras comunidades. El potencial pesquero, agrícola, humano, eso no se consigue en otros lados. Esta zona es la esperanza para todos los demás pueblos indígenas aledaños, y prueba de ello es que hoy estamos compartiendo una muestra de lo que aquí somos, con pescado fresco, con frijoles cosechados acá. De igual forma podemos decir que aquí se produce en grandes cantidades porque su terreno así lo permite patilla, caritas, yuca y maíz”, afirmó.

Apoyo financiero

José Gregorio Cascante, concejal indígena del municipio Angostura del Orinoco hizo un llamado a  los entes financieros para impulsar distintos proyectos que plantea la comunidad.

“Hemos contado con el apoyo de la Alcaldía y Gobernación, pero, entendemos las limitaciones, una de ellas es el tema del transporte, sin embargo, estamos coordinando con el Intt y el Instituto Indígena para solventar esta situación y que la población pueda avanzar  porque debemos recordar que esta población depende de Ciudad Bolívar para abastecerse de alimentos y para vender lo que acá se produce, entonces el flujo de personas es permanente. Y ahora es muy limitado”, comentó. (Redacción GB

Recibe las noticias más destacadas directamente en tu celular. Únete a nuestro grupo en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/CrpSCJQYYphKmurnsKdqjc

También estamos en Telegram como @InfoElLuchador únete aquí https://t.me/infoelluchador

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com