DestacadoSalud

Tratamientos para mantener la belleza

Terapia no invasivos que ayudan a tener la piel fresca, al igual el cuerpo también necesita cuidados para estar en equilibrio

Con rosas y miel

Al combinar las propiedades de la miel y las rosas se puede hidratar a profundidad la piel para que tenga una apariencia más luminosa y tersa. Esta envoltura se realiza en tres pasos: el primero es exfoliar la dermis con sales para remover las células muertas, luego se aplica la mascarilla de rosa y miel en todo el cuerpo y se envuelve a la persona con un film especial y una manta térmica para que se relaje y el calor ayude a que los principios activos sean mejor aprovechados por la piel, finalmente, la persona toma una ducha y se le realiza un masaje relajante con piedras calientes.

Cara llena de vitalidad

Tanto las pieles jóvenes como las maduras pueden recibir cualquiera de estos tratamientos para mantener la lozanía del cutis y evitar los efectos del paso de los años.

Radiofrecuencia 

Se logra activar el colágeno a través de ondas haciendo un efecto lifting inmediato. Esta técnica suaviza la piel, cierra los poros, elimina las bolsas y las ojeras y rellena las líneas de expresión, como patas de gallo y surcos nasofaciales. 

Limpieza de cutis

Tras preparar la piel con vapor, se procede a la extracción profunda de impurezas y la aplicación de una mascarilla especial calmante e hidratante que purifique la piel.

Hidratación de colágeno

Con el fin de estimular y reparar el colágeno que se va perdiendo con los años  se aplica microdermoabrasión, radio frecuencia azul, serum regenerante de colágeno y aceite de argán, mascarilla hidratante, foto rejuvenecimiento con IPL y oxigeno facial. El resultado será una reducción de las líneas de expresión y una piel más firme y más brillante.

Plasma rico en plaquetas

Busca nutrir las células de la paciente a través de su propio plasma, aplicado en cara, cuello y manos. Hidratar la piel, eliminar manchas, marcas y cicatrices, suavizar las líneas de expresión y crear un efecto tensor, son algunos de los beneficios de este procedimiento recomendado a mujeres mayores de 30 años.

Fuente 2001