Economía

Asicaf solicitó a autoridades nacionales frenar importación irregular de café brasileño

Afirman que la industria cafetalera venezolana se ha visto gravemente afectada por la “competencia desleal” con los productos extranjeros

 Nelson Moreno, presidente de la Asociación Venezolana de la Industria del Café (Asicaf) exhortó al Gobierno Nacional y al Ministerio para la Agricultura y Tierras, a establecer las medidas necesarias para garantizar la protección de productores y empresas del café.

Afirma que durante los últimos cuatro meses se ha importado, sin ningún tipo de restricciones, café brasileño, “sin considerar los daños que hacen al campo venezolano y a la salud de la población”.

Moreno asegura que el café Maratá, proveniente de Brasil, ingresa de manera irregular al territorio nacional, situación que pone en riesgo al menos 15 mil empleos directos y otro número similar de manera indirecta.

“Si el café de Brasil cuesta en los anaqueles 3,5 dólares y el agricultor nos vende el café sin tostar a 4 dólares, es imposible comprar el café. Los precios que manejamos a nivel de finca el producto tipo arábica es de 4 dólares por kilogramo sin tostar y para el público 7 dólares, mientras que el Maratá, el café del vecino país, a nivel de público cuesta 3,5 dólares. Es una invasión se van apoderar del mercado”, advirtió.

El economista agrícola destacó que la escasez de combustible, insumos y fertilizantes ha afectado a todos los extractos de la cadena de siembra y comercialización. Asimismo, elogió el esfuerzo de los trabajadores de los campos cafetaleros que se mantienen firmes a pesar de la condición de la economía venezolana.

Recordó que hace 22 años Venezuela producía aproximadamente 70 mil toneladas de café, mientras que actualmente solo se producen 5 mil toneladas. “Hace 20 años se producían 2 millones, hoy en día solo se llegan a 500 mil, hemos bajando millón y medio”.

Por otro lado, el presidente de Acicaf indicó que en comparación con la industria brasileña de café, donde anualmente producen al menos 80 millones de sacos y Colombia otros 15 millones de sacos, contra los apenas 500 mil quintales producidos en Venezuela.

“Estamos rodeados y amenazados de que nos puedan invadir porque este mercado es atractivo para ellos. Necesitamos por lo menos la protección de la frontera, para que sobreviva la producción y mantener los 15 mil empleos. Hay al menos 50 mil pequeñas fincas de café en Venezuela, exhortamos al presidente de la república, al ministro de agricultura y al gobernador del estado Bolívar para que detengan la invasión”, advirtió.

Alertó que desde el “gigante del sur” pasan camiones de carga sin control alguno con arroz, café y otros rubros, ante la inconsciencia de las autoridades sobre la amenaza que representa para el campo venezolano.

Detalló que las autoridades de los estados Bolívar, Anzoátegui, Monagas y Trujillo se mantienen indiferentes ante esta situación, por lo que considera que dicho descontrol podría convertirse en la ruina del sector cafetalero venezolano.

Café de baja calidad

Nelson Moreno sostiene que Brasil produce, en su mayoría, café tipo “robusta” cuya calidad es inferior frente al tipo “arábica”, producido por Colombia y Venezuela.

“El café es malo, tostado y quemado con una cafeína que daña el estómago porque tiene un nivel 1,27, mientras que el arábico que tomamos es de 0,90. Es un problema de salud, económico y social. Los que apoyan la importación de ese café pensando que benefician a la gente por ser más barato, solo promueven una mafia de corrupción de la colonia china”, reveló.