Inicio Nacionales Inundaciones en Rubio causó daños, muertes y damnificados

Inundaciones en Rubio causó daños, muertes y damnificados

80
0

Dos mujeres, madre e hija, murieron ahogadas  como consecuencia de las fuertes precipitaciones e inundaciones que en horas de la madrugada de este domingo causaron  el desbordamiento del río Carapo en varios sectores de la población de Rubio, en el estado Táchira, donde se informó de familias damnificadas, viviendas dañadas y cuantiosas pérdidas materiales.

En el sector La Palmita murió María Carreño Fernández, de 75 años de edad, y su hija, Mayra Pérez Carreño, médico de profesión, cuyo cuerpo fue localizado la tarde del domingo, informó el diario La Nación. Ella y su progenitora fueron arrastradas por las aguas cuando intentaron dejar la vivienda, que estaba completamente anegada y parte de la cual se había derrumbado por la arremetida de las aguas.

Rubio se vio afectada durante la noche del sábado y la madrugada del domingo por un fuerte aguacero que provocó el desbordamiento del río Carapo, en los sectores San Diego, Santa Bárbara, El Cafetal, Cañaveral, en la zona de La Palmita, afectando gran cantidad de viviendas y arrastrando vehículos.

También se reportaron situaciones de emergencia en San Antonio del Táchira, zona de frontera con Colombia, donde varias quebradas se desbordaron, dañando casas y dejando a varias familias en condición de damnificadas.

Rubio, la tragedia

La lluvia en las cabeceras, que comenzó en horas de la noche y se extendió hasta la madrugada, ocasionó la tragedia que hoy sacude a los habitantes de Rubio.

Los barrios La Palmita, Santa Bárbara, El Rosal, Piso de Plata, El Cafetal, El Cañaveral, El Manantial, San Diego y el sector Matadero, sufrieron el avance y la fuerza del agua.

En las zonas afectadas hicieron presencia funcionarios de Protección Civil, Guardia Nacional, Policía Bolivariana y voluntarios, que aunaron esfuerzos para ayudar a los habitantes. Efectivos del Cuerpo de Bomberos de Junín realizaron un censo de las viviendas que tuvieron percances producto de la inundación.

El alcalde Ángel Márquez, que se encontraba en el sector La Palmita, dio a conocer que hay varias personas fallecidas, y que algunas todavía se encontraban desaparecidas. Asimismo, indicó que se preparaban para hacer un balance de la situación y tomar las medidas pertinentes.

Más tarde anunció que, en virtud de la magnitud de los daños, se decidió decretar estado de emergencia en el municipio Junín.

Destrucción

La vivienda de Gladys de Maldonado, una señora de la tercera edad, ubicada en las márgenes del río Carapo, en el barrio La Palmita, fue arrasada por las aguas y quedó inservible.

Perdió todos los enseres y hasta el humilde techo que la resguardó junto a su familia durante más de 30 años, ya no existe. Con ella, quedaron desamparados sus hijos y nietas.

El tronco de un árbol se estrelló contra la estructura y tal vez eso represó la fuerte corriente y les permitió salir, antes que ocurriera una tragedia. Por eso, agradece a Dios, aunque dice que no sabe qué van a hacer, pues su único ingreso es la pensión y su hija, que trabaja como educadora, percibe un sueldo que “no le alcanza para casi nada”.

Unos amigos les dieron alojamiento temporal, mientras tratan de solucionar su situación. Por el momento, se encontraba frente a las ruinas de lo que fue su hogar. Ahí también quedaron las alegrías y los recuerdos.

Rubio sufrió los embates del agua y la desgracia. Muchas personas recordaron una circunstancia similar hace 34 años, cuando el río Carapo abandonó su cauce y ocasionó muerte y destrucción. Lamentablemente, la historia se repite.

El Nacional