Inicio Hogar 8 prácticas matutinas que pueden mejorar tu productividad

8 prácticas matutinas que pueden mejorar tu productividad

132
0

Empezar el día con buen pie es una forma de garantizar el éxito y la productividad. Es por ello que la página web Cuerpomente te presenta algunas rutinas matutinas que ayudarán a potenciar toda la jornada.

Expertos como la filósofa María Alejandra Morgado dictan que las primeras horas del día  son las más importantes, ya que la calidad de estas influirá significativamente en el nivel de productividad durante el resto de la jornada. De esta manera, si quieres mantener al máximo tu rendimiento es necesario que establezcas algunas prácticas matutinas.

Para lograr ser más productivo se requiere contar con energía suficiente, disminuir los niveles de estrés y ansiedad, mejorar las experiencias emocionales, la organización y la disciplina. Estas se convertirán en la base de tu desarrollo si empiezas a ejecutar los siguientes consejos.

¿Por qué es importante establecer una rutina matutina?

  • Es una oportunidad para iniciar nuevos hábitos saludables. La mañana es el mejor momento del día para consolidar y fortalecer prácticas difíciles de mantener, como hacer ejercicio o meditar.
  • Proporciona tiempo de calidad, el que es exclusivo para ti.
  • La mañana es el momento del día en el que tenemos los niveles más altos de energía. Esto permite que las prácticas matutinas tengan un impacto significativo en la mente y el cuerpo.
  • La forma en como nos despertamos influye en la calidad de la jornada. Por lo tanto, lo más recomendable es empezar el día de una forma agradable y activa, con prácticas sanas, relajantes y dinámicas.
  • La calidad de tus mañanas depende de ti. A diferencia de otros momentos del día, al despertar se presentan menos impedimentos para cumplir con los hábitos saludables.
  • Las prácticas matutinas remedian una mala noche, un dolor muscular o un mal humor al levantarse. Los hábitos en la mañana permiten iniciar el día con buen pie.

8 prácticas matutinas que te ayudarán a mejorar tu productividad

1. Despierta temprano

Para tener un día productivo es necesario madrugar y luego poner en marcha aquellos hábitos que ayuden a potenciar el rendimiento. Levantarse temprano será un reto siempre que te vayas a dormir a altas horas de la noche.

Si te duermes a las 10 de la noche, despertarse a las 5 de la mañana no será un problema. Además, los grandes beneficios del sueño se obtienen entre las 10 y 12 de la noche, como la optimización de las funciones cognitivas.

2. Evita posponer la alarma

Posponer la alarma del despertador no logrará alargar el descanso; en su lugar, propiciará que te sientas más adormilado y con más dificultad para levantarte. Además, despertar temprano es el primer compromiso del día y no debes permitirte fallarlo.

Una forma efectiva para no posponer es colocar el despertador alejado de la cama. Esto te obligará a levantarte para apagarlo.

3. Procúrate un despertar agradable

En vez de utilizar los sonidos poco agradables de los despertadores tradicionales, procura despertarte con sonidos relajantes de la naturaleza o con melodías suaves. Esto te propiciará una mañana de inicio menos abrupto, además de aportarte relajación, disminución del estrés y optimización del aprendizaje.

4. Elabora una rutina que te conduzca al éxito

Algunas de las actividades que harán esto posible son las siguientes:

  • Empezar el día con una afirmación positiva. Se suelen utilizar mantras que ayudan a experimentar emociones o pensamientos. Por ejemplo, decir “soy grandioso” o “cada día soy una mejor persona”. Piensa y escoge aquellas sentencias que crees que te ayudarán.
  • Realizar ejercicios de respiración.
  • Hacer la cama.
  • Evitar coger el teléfono o sentarte en el ordenador apenas te levantas. Tómate un tiempo para ti.
  • Estirar el cuerpo.
  • Ducharse y pensar en el momento presente, en las sensaciones del aquí y el ahora. No te adelantes a las actividades del día, ya que es un momento para ti.
  • Tomar un desayuno saludable.

5. Desarrolla una mente sana

Para alcanzar el éxito es necesario cuidar la mente y entrenarla. Si trabajas en ella durante la mañana, ten la seguridad que empezarás a pensar con más claridad y notarás mejoras en tu vida emocional. Además, disminuirás los niveles de estrés experimentados durante la jornada.

Las prácticas matutinas más populares para cuidar la mente son las siguientes:

Leer: no importa mucho la cantidad. Con tan solo leer una página de un libro estarás entrenando la mente.

Escribir: puedes llevar un diario en el que plasmes ideas, emociones, sueños, conflictos.

Meditar: es una excelente práctica para tranquilizar tu mente y entrenarla. Se han demostrados los numerosos beneficios en el bienestar personal y la productividad.

6. Haz ejercicio físico

Además de entrenar la mente, también es importante apuntar a un cuerpo sano. Para ello se recomienda hacer ejercicio en la mañana, pues es una forma de canalizar la energía y disminuir el estrés.

En otras palabras, el ejercicio permite eliminar energía negativa y quedarnos con la positiva. Dicho esto, el deporte en las mañanas te prepara para afrontar situaciones tensas o estresantes.

7. Agradece

Agradecer por las cosas buenas que tenemos en la vida es una forma de despertar emociones placenteras durante el resto de la jornada. Si introduces el agradecimiento a tus practicas matutinas empezarás a enamorarte más de la vida, pues incita a valorar aquellas cosas o personas que son importantes y que solemos pasar por alto.

Contar con una cama cómoda y cálida para dormir, gozar de buena salud, tener a la persona amada a nuestro lado son algunos ejemplos de la vasta cantidad de circunstancias que podemos agradecer.

8. Planifica tu jornada

Antes de empezar tu jornada del día planifica qué, cómo y cuándo lo harás. Procura organizar tus actividades de manera que no te agobien. Por ejemplo, realiza primero las más exigentes para que aproveches tu energía. Evita sobrecargarte y establece un horario conveniente.

Organizar tu día de esta manera evitará que las jornadas sean caóticas y facilitará la realización de actividades obligatorias. Puedes hacerlo justo antes de ponerte a trabajar.

Las prácticas matutinas son una forma de adquirir el control de tus días y, por ende, permiten empoderarte. Es por ello que representan un aspecto fundamental para el desarrollo del éxito y la productividad.

Si quieres potenciar sus efectos al máximo, no descuides una dieta balanceada y saludable, evita los tóxicos y practica pasatiempos o aficiones. Ten presente que los buenos hábitos también se pueden establecer durante el resto del día y durante la noche.

Piensa que con estas 8 prácticas matutinas te harás más productivo. Procura que estos hábitos se instalen y perduren en el tiempo. Y por último, recuerda que no hay nada mejor que vivir con un adecuado equilibrio entre mente y cuerpo.

Redacción E/A

Artículo anteriorMinistro Trómpiz desmiente cierre de carreras universitarias
Artículo siguienteMenú semanal antiinflamatorio: 3 recetas