Inicio Hogar 5 tipos de ayuno y cómo usarlos a tu favor

5 tipos de ayuno y cómo usarlos a tu favor

212
0

Si has hecho la tarea y estas en busca de un mejor estilo de vida, de seguro te has encontrado con el ayuno intermitente o los diferentes tipos de ayuno. Y es que el ayuno está de moda y realmente puede ser muy beneficioso para la salud, ya sea para desintoxicar o bajar de peso o ayudar a tratar alguna enfermedad, pero se tiene que elegir el que más conviene a cada organismo y consultar con un especialista.

El equipo de profesionales de cuerpomente explica que existen muchísimas versiones diferentes del ayuno, y es por ello que te comparten lo básico para entender un poco más de cada una.

El ayuno es la abstinencia voluntaria del consumo de alimentos sólidos y estimulantes (como cafeína, tabaco y alcohol) por un periodo de tiempo determinado para obtener diferentes beneficios según se pretendan. Además, los ayunos han sido utilizados desde hace muchos años y se siguen utilizando en muchas religiones, ya que se cree que los ayunos ayudan a la personas a depurarse, renovarse y llegar a un nivel espiritual o acercarse más a lo divino.

TIPOS DE AYUNO

Ayuno largo: este ayuno se lleva a cabo eliminando completamente las calorías de la alimentación y consumiendo únicamente líquidos como agua natural o infusiones (tés) por semanas o meses, según sea necesario.

Ayuno intermitente: este tipo de patrón implica el consumo de alimentos para después ayunar por periodos de 12 horas o más. La mayoría de las personas que realizan ayunos intermitentes suelen poner horarios específicos en los que consumen alimentos y el resto del tiempo ayunan. Por ejemplo, comer de 8 am a 8 pm para ayunar 12 horas.

Ayuno de días alternados: en inglés este método es llamado fast and feast e implica días de ayuno completo y días de consumo libre de alimentos.

Ayuno periódico: suele ser un ayuno de 1 día a la semana.

Ayuno de zumos: se trata de una restricción de alimentos, más que un ayuno en donde solo se consumen zumos frescos de frutas y verduras. Esto suele hacerse con el objetivo de obtener los beneficios de los nutrientes de los vegetales sin que el cuerpo tenga que hacer una digestión extrema para absorber estos nutrientes, lo que permite que el cuerpo se enfoque en reparar tejidos y nutrirse rápidamente.

¿CUÁNTO TIEMPO PODRÍAS AYUNAR SIN DAÑAR TU SALUD?

Esto depende completamente de cada persona, ya que todos tenemos diferentes reservas de energía y de nutrientes. Cuando dejamos de comer y nuestro cuerpo necesita energía, este puede obtenerla de diferentes tejidos de nuestro cuerpo. La fuente principal van a ser las grasas, ya que el cuerpo justamente hace estas reservas de grasa para momentos donde no hay alimento. Aunque también existen otros lugares de donde podemos obtener energía (calorías) como el glucógeno del músculo y el hígado y proteínas del músculo.

De promedio, un hombre de 70 kg sano tiene suficiente energía como para ayunar por 98 días aproximadamente. ¿Más de lo que creías verdad? Claro, esto es solo una estimación y cada persona es diferente. Una persona con obesidad seguramente podría ayunar por más tiempo debido a la cantidad de grasa acumulada en el cuerpo.

Otra consideración son los micronutrientes como vitaminas y minerales, es importante que si se van a hacer ayunos largos se tenga supervisión médica para evitar problemas de salud.

EFECTOS SECUNDARIOS Y CONTRAINDICACIONES

El ayuno puede tener efectos beneficiosos para la salud, pero no es para todos. Las siguientes enfermedades o padecimientos están contraindicados:

Caquexia

Anorexia nervosa o algún otro trastorno de la alimentación

Hipertiroidismo no controlado

Demencia e insuficiencia cerebrovascular avanzada

Insuficiencia renal o hepática avanzada

Embarazo y lactancia

Dependiendo del ayuno que se decida hacer, existen varios efectos secundarios que pueden tener las personas y suelen ser normales en la mayoría de los casos:

Dolores de cabeza o migrañas

Hipoglucemias leves

Cambios en los niveles de electrolitos

Calambres musculares

Dolor agudo en la espalda

Retención de líquidos

Cambios en los patrones de sueño

Para poder evaluar si los síntomas que se tienen son normales o no, se necesita supervisión médica; sobre todo en el caso de algunas enfermedades donde hay que ajustar medicamentos, es este caso es altamente recomendado tener supervisión médica durante todo el proceso, antes y después.

¿CÓMO SE LLEVA A CABO UN AYUNO LARGO?

Debido a tantos tipos de ayuno y a la falta de investigación que hay sobre los efectos de los ayunos prolongados para tratar diferentes enfermedades, antes de empezar con un ayuno es crucial acudir con un profesional de la salud experto en el tema para evitar complicaciones.

Alemania es un país que ha visto los beneficios del ayuno para ayudar a mejorar diferentes padecimientos, por lo que se utiliza el ayuno como estrategia de salud pública siguiendo ciertas normas e indicaciones publicadas en una revisión realizada por la Universidad de Berlín donde un grupo de expertos establecieron diferentes directrices para someter a los pacientes a un ayuno.

ANTES DE AYUNAR

Antes de empezar un ayuno es importante que las personas se vayan preparando física y mentalmente. Como se recomienda en el libro Fasting and Eating for Health del Dr. Joel Fuhrman, es importante que antes y después del ayuno se limpie la alimentación (evitar completamente los alimentos procesados) y se reduzcan los alimentos de origen animal, para empezar a preparar al cuerpo en este proceso de depuración.

Hay estudios, como en las guías de Alemania para el ayuno como terapia que mencionaba anteriormente, donde se recomienda también hacer una restricción de calorías un día antes, preparar horarios y actividades para tener suficiente tiempo de descansar, hacerse algún tipo de enema y realizar actividad física en una intensidad de leve a normal.

DURANTE EL AYUNO

Durante el ayuno es importante tener consciencia de porqué se está haciendo el ayuno y estar pendiente de los cambios fisiológicos que ocurran. Normalmente no es necesario el consumo de suplementos alimentarios, pero en ayunos prolongados se debe mantener una supervisión de los síntomas para evitar deficiencias.

AL TERMINAR

Salir del ayuno es tan importante como el ayuno mismo. Es importante hacerlo de forma lenta y paulatina y se empezará con la introducción de vegetales —un solo tipo y evitando combinar alimentos al principio— de preferencia orgánicos, locales y completamente naturales. Este es un gran momento de identificar cómo responde el cuerpo a diferentes alimentos y a combinaciones sencillas de alimentos para evitarlas en caso de que haya malestar.

Finalmente, es importante mantener una alimentación saludable rica en alimentos basados en plantas, enteros y orgánicos para que los efectos del ayuno permanezcan lo más que se pueda.

Recuerda que no hay tratamientos “milagrosos”, más bien hay procesos y tratamientos efectivos siempre y cuando vayan acompañados de cambios de hábitos que a la larga te ayudarán a tener una vida más plena.

De todas maneras, en caso de que estés pensando en hacer un ayuno largo, Cuerpomente te recomienda consultarlo con un profesional de la salud para asegurarte de que seas un buen candidato y de que lo harás de forma adecuada.

Redacción E/A

Artículo anteriorMacron reitera apoyo a la OMS para acelerar la vacunación global
Artículo siguienteFrutos secos: ¿es mejor comerlos crudos o tostados?