Inicio Internacionales Colombia implementa clases semipresenciales con nuevas enseñanzas pedagógicas ante COVID-19

Colombia implementa clases semipresenciales con nuevas enseñanzas pedagógicas ante COVID-19

198
0

Instituciones educativas de carácter privado de las principales ciudades de Colombia iniciaron esta semana clases semipresenciales, en las cuales los maestros aplican las enseñanzas pedagógicas que ha dejado la pandemia del nuevo coronavirus y que se han desarrollado desde su llegada al país, hace casi un año.

Tal es el caso del Liceo Lunita de Chía, ubicado en el municipio de Chía, departamento de Cundinamarca (centro), que fomenta hábitos de colaboración y trabajo en equipo en niños de bajos recursos y ha entendido la pandemia como una oportunidad para afianzar aspectos que han estado relegados en la educación colombiana.

En entrevista con Xinhua, la fundadora y rectora de la institución, Elizabeth Barrera Sierra, consideró que con los hábitos adquiridos en la modalidad semipresencial se puede incluso colaborar para que bajen los índices de contagio de la enfermedad.

«Nuestra institución considera que con la alternancia (de clases) y la participación de los niños dentro de la institución podemos bajar la parte del contagio de la COVID-19 porque los niños dentro del aula van a practicar una serie de hábitos que van a replicar en sus casas y los niños son los mejores multiplicadores de cualquier aprendizaje», dijo.

El regreso a las aulas en Bogotá y los municipios aledaños se realizó bajo la aplicación de controles sanitarios ordenados por el gobierno, como la desinfección permanente de las manos, el sano distanciamiento, el control de aforo en las aulas y la obligatoriedad de implementos antifluidos.

Ante esto y pese a los altos niveles de contagio de la COVID-19 que aún vive el país andino, muchos padres de familia aceptaron el regreso de sus hijos a las instituciones para iniciar las clases mediante un modelo que alterna clases en las aulas y clases virtuales.

El desarrollo de la conectividad, el uso de nuevas tecnologías y la atención personalizada de cada estudiante en sus limitaciones y vocaciones, son igualmente temas donde las instituciones han avanzado significativamente y que no hubiesen sido posibles sin la aparición de la emergencia sanitaria de la COVID-19, señaló Barrera.

A decir de la docente, la pandemia «nos enseñó a ser más tolerantes, nos ha enseñado a ser pacientes, nos ha enseñado a ser recursivos, nos ayudó a desarrollar las habilidades comunicativas».

«Había niños muy tímidos, muy esquivos y los docentes antes se dedicaban a preparar su clase y nada más. Ahora hay que hablar, hay que aprender a escuchar, hay que utilizar los diferentes medios, a las redes sociales y a las plataformas se les dio un uso educativo acá en Colombia», explicó.

El modelo pedagógico de este colegio, dedicado a la formación mediante el modelo STEAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) con énfasis en la enseñanza de humanidades, se compagina con las necesidades educativas que ha desvelado la aparición de la enfermedad en el país.

En esa línea, Barrera consideró que, aunque la pandemia ha afectado el desarrollo social de los estudiantes, ha reforzado también aspectos como el respeto por la naturaleza y el desarrollo de proyectos que benefician a la comunidad.

«Esta situación también nos ha enseñado a ser más disciplinados, nos ha enseñado a encontrarnos con nosotros mismos, con el medio ambiente, a ser más cuidadosos, a ver y entender cosas que no queríamos ver. Entonces me gustaría que aprendiéramos a saborear todos los momentos, los momentos amargos a veces son sabrosos, tenemos que aprender a vivirlos con plenitud», enfatizó.

En la capital colombiana las instituciones educativas públicas comenzarán clases el próximo 15 de febrero y al día de hoy 716 instituciones han sido autorizadas para implementar el modelo de alternancia que, según los docentes, es una manera inteligente de atender la crisis educativa ocasionada por la pandemia.

Según el Ministerio de Salud de Colombia, la medida de alternancia redunda en el bienestar mental de los estudiantes y previene daños físicos, como la obesidad. El modelo de alternancia estará vigente en Colombia durante todo 2021 y estará sujeto al comportamiento de la pandemia en cada región del territorio nacional.

La cartera de Salud reportó hasta este miércoles un acumulado de 2.173.347 contagios de la COVID-19 desde marzo de 2020, de los cuales 2.055.468 se han recuperado y 56.733 han muerto.

Xinhua

Artículo anteriorReino Unido registra su temperatura más baja en 25 años: -22,9 grados
Artículo siguiente¿Cómo evitar el picoteo mientras teletrabajas?