Inicio Comunidad Padre Ricardo Ramos: El Apostolado del Pan es en la Parroquia San...

Padre Ricardo Ramos: El Apostolado del Pan es en la Parroquia San José

140
0

Hace 50 años nació la parroquia católica San José, “en un área semirural que cubría desde Ciudad Bolívar hasta el kilómetro 70” señala el actual párroco, reverendo Ricardo Ramos.

Haciendo historia, Ramos narra que la parroquia fue fundada por monseñor Crisanto Darío Mata Cova y luego hubo 2 párrocos, los reverendos Claudio Brito Montiano, quien posteriormente también fundó la parroquia La Inmaculada, y a continuación José Rafael Guzmán Arévalo, que sirvió a la parroquia durante 33 años y la dejó constituida para la celebración de los sacramentos y la evangelización. San José fue una parroquia de territorio muy extenso, llegaba hasta el km 70, hasta que el urbanismo de Ciudad Bolívar creció, la atrapó y ahora está integrada por las comunidades urbanas de La Lorena, Medina Angarita, El Mereyal, Urbanizaciones Simón Bolívar, Tomás de Heres, Cañafístolas, Las Moreas, La Dinamita.

Desde hace 5 años para acá, el párroco es el reverendo Ricardo Ernesto Ramos Martínez, quien otorgó esta entrevista exclusiva para el diario digital El Luchador, es un nativo de la parroquia San José, donde hizo su primera comunión, su confirmación y celebró su primera misa como sacerdote. 

Señala el padre Antonio, como afectuosamente lo llaman en la parroquia, que al comienzo la labor era fundamentalmente sacramental: bautizos, confesiones, matrimonios, unción a enfermos, pero la realidad social del país lo llevó a buscar apoyo de alimentación y medicinas para la feligresía, especialmente para los estratos más vulnerables a la desnutrición y enfermedades, que son los ancianos, niños y enfermos; “Hay desnutrición terrible entre ellos” señala el párroco de San José. Fue así como impulsado por “el deber cristiano de darle de comer al hambriento y darle de beber al sediento” decidió fundar el equipo de Cáritas parroquial San José, afiliada a la reconocida organización mundial, representada en la región por Cáritas Bolívar, presidida por monseñor Ulíses Gutiérrez, la que a su vez está afiliada a Cáritas Venezuela. 

Fruto de la fe, el ingenio y la dedicación del padre Antonio son sus programas parroquiales de la Olla Solidaria, la Olla Comunitaria, operativos médico asistenciales, y el más reciente: “El Apostolado del Pan”.  

Además del apoyo de Cáritas, lanzó el padre Antonio la consigna: “Ayúdanos a ayudar” y en respuesta llegaron muchas personas con gran cariño, mucha fe y sentido cristiano, que “desde el anonimato nos apoyan y poco a poco llevamos adelante este apostolado”. 

“A los feligreses que reciben este apoyo solidario, humanitario, lleno de amor al prójimo, los hacemos tomar conciencia que esto no es solo para llenarles el estómago y mitigar el hambre, que no es solamente un alimento para el cuerpo sino también para el alma“.

La parroquia San José apoya directamente a un promedio semanal de 120 niños y 150 adultos, y “hemos logrado que muchas personas salgan de la desnutrición, eso lo verificamos con el Proyecto Samán, de Cáritas, mediante el cual se lleva el control de salud de los niños y su evolución cuando reciben alimentos y suplementos vitamínicos, hasta llevarlo al peso normal y estado de plena nutrición. Hay un equipo amplio de hermanos que hacen posible el apostolado” expone el padre Antonio, quien agrega que motivado a la pandemia dejaron de servir los alimentos en el comedor de la parroquia para así poner en práctica el distanciamiento social y ahora están sirviendo los alimentos en bandejas para que los feligreses las lleven a sus hogares, alimentos que contienen  proteína, carbohidratos, calorías…”.

Ángeles de San José 

Varios son los ángeles dedicados a proteger a los ancianos, niños y enfermos de la parroquia San José. Estando presente el equipo periodístico de El Luchador en la cocina parroquial, para presenciar la elaboración del almuerzo del viernes, allí concurrieron las encargadas de la preparación de los alimentos: Yesenia Vera que lleva meses cocinando 3 veces a la semana y la acompaña Tania Lameda. Mientras cocinan una suculenta olla sancochera plena de arroz con pollo, aseguran que el menú es variado: menestrón, sopa, albóndiga con arroz, plátano, espagueti a la Boloña, tanto para niños como adultos, “pero depende de las donaciones”, aclaran, al mismo tiempo que muy felices declaran que sus comensales opinan que ellas cocinan muy sabroso!. Ambas coinciden en afirmar que es “una labor muy bonita del padre y la doctora”. ¿Y cuál doctora?.

En ese momento entró a la cocina cargando con detalles para el almuerzo, la médico pediatra  María Torrealba, del Hospital Ruiz y Páez, quien cuenta con seguidores a nivel nacional e internacional que admiran su bondad y dedicación a ayudar a los niños, más allá de lo profesional, con un gran corazón lleno de amor por los necesitados. 

La Dra. Torrealba tiene la Fundación “La mirada de Andrés”, creada hace 3 años, con la que apoya a 2 comedores semanalmente, el Comedor San José de esta parroquia es uno de ellos, el otro es en Brisas del Sur. 

En San José le toca aportar la comida de los viernes para los niños, a quienes también les prodiga servicios profesionales como son la medición de talla y peso, jornada de desparasitación, todo ello  para comprobar el avance en la nutrición y sanación corporal, mientras el padre Antonio se dedica a la formación cristiana. “La colaboración de todos es lo que permite adquirir los alimentos y brindarle ese apoyo a los niños”, dice con humildad la doctora María Torrealba, quien agradece a todos los aportantes y con un fervoroso deseo de ayudar muchísimo más, confiesa que “una comida a la semana es poco, pero mejor que nada, contribuye a hacer la diferencia …. “.