Inicio Destacado Licda. Emili Romero: Me apasiona investigar las noticias

Licda. Emili Romero: Me apasiona investigar las noticias

118
0

***Juventud, jovialidad y actualidad entre carisma y profesionalismo

En el diario El Luchador, estamos de mes aniversario y la mejor manera de celebrarlo es proyectar a quienes hacen posible la edición diaria, ellos manejan nuestras redes sociales, son más de diez profesionales que actualizan la página web, además de alimentar y hacer más interesante el Twitter, Facebook, Instagram y Telegram.

Emili Romero, joven comunicadora social bolivarense, con sus 23 años de edad cree de manera férrea que la profesión del periodismo tiene mucho campo en Ciudad Bolívar, ya que en nuestra ciudad capital los acontecimientos siempre dan de qué hablar.

Graduada en la Universidad Bolivariana de Venezuela, a solo meses de haber culminado sus estudios comenzó a trabajar en el diario El Luchador como periodista y supervisora de web y redes sociales: de estudiante a jefa de una vez, a lo que agrega la locución y la ingeniería audiovisual de los “Reportes del Día” que se transmiten de domingo a jueves en todas las redes sociales del diario.

¿Por qué periodismo?

Soy la primera periodista de mi familia y pienso que el hecho de que mi papá sea músico y me haya permitido participar en festivales de canto cuando era niña, me llevó a perder el miedo escénico desde pequeña y a darme cuenta de que mi voz y mi trabajo podían llegar lejos para dar un mensaje. Sin duda alguna, eso fue un gran empujón para mí, además que siempre me ha gustado leer noticias, ver películas y conocer su proceso de producción, me encanta escuchar la radio y me agradan mucho las redes sociales.

Sin duda alguna amo el periodismo y la comunicación. Hasta el momento no me imagino ejerciendo otra profesión que no tenga nada que ver con la Comunicación Social. Tengo muchísimo que aprender y estoy dispuesta a dedicarle el tiempo y la atención que requiere el periodismo.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo actualmente?

Me gusta mucho que trabajar en un periódico tradicional me haya abierto las puertas para desenvolverme en otras áreas de mi carrera más allá del periodismo, porque cuando uno dice “trabajo en un periódico” la gente piensa que solo te dedicas a escribir (como ha sido siempre), pero con esto de la era digital tengo la oportunidad no solo de buscar noticias y escribir, sino también de contribuir a crear contenido para las redes sociales del diario y estas son un mundo maravilloso donde tienes la oportunidad de informar con fotos, videos, audios y jugar con ellos.

Nunca pensé que  trabajando en un periódico tradicional podría funcionar también como locutora, editora y productora de videos, diseñadora de imágenes y como Comunity Manager. Me gusta mucho la energía de compañerismo y compromiso que se siente en la sede del diario El Luchador, es simplemente acogedora.

Me encanta llevarme bien con mis compañeros de trabajo y que entre todos logremos que El Luchador informe a toda la comunidad bolivarense.

Anécdotas

A pesar de que tengo muy poco tiempo ejerciendo la carrera, tengo varias anécdotas y entre ellas lindos recuerdos de cuando hice mis pasantías en Radio Fe y Alegría. Allí salía a la calle a buscar noticias, las grababa y luego eran transmitidas en el programa informativo de la emisora, y ese fue mi primer contacto directo con la profesión… sentir que mi trabajo era transmitido y escuchado por la audiencia me incentivó a culminar mis estudios, aparte de que los viernes eran divertidos porque junto a Marco Roldán, programábamos canciones chéveres para que sonaran durante el fin de semana.

Otra anécdota que tengo, pero es muy vieja, es de cuando tenía 6 años y participé cantando en el mensaje navideño del canal Tv Río, ese mensaje se grabó y se transmitió en pleno diciembre cuando yo estaba de vacaciones de mis clases de primer grado, y al regresar a clases mi maestra y varios de mis compañeros me decían que era famosa porque había salido en televisión, eso me daba risa y un poco de pena al mismo tiempo.

Mensaje

Muchas veces uno se coloca límites por prejuicios, y considero que esa visiones con falta de experiencia simplemente perjudican al que las mantiene. Por ejemplo, yo conocí personas que querían estudiar comunicación social pero no lo hicieron para irse a otra ciudad a estudiarla, pero por situaciones económicas se rehusaron a estudiarla aquí en Ciudad Bolívar y terminaron escogieron profesiones que no les agradaban.

Yo hice caso omiso a los comentarios y decidí estudiar mi carrera aquí,  incluso fui una de las mejores de mi clase desde el primer semestre hasta el último, y estoy satisfecha de mi decisión y orgullosa de mi desempeño como estudiante.

También conozco caso parecidos al que yo viví, de que algunos prefieren más un área de la comunicación que otra. Irónicamente yo decía que “nunca iba a trabajar en un periódico, no me gustaba eso de escribir tanto y prefería mil veces el área audiovisual y la radio”, pero después que probé el “periodismo de investigación”, quedé encantada con buscar noticias y redactarlas, ¿y ahora qué hago? ¡Trabajo en un periódico!.

Mi consejo es que no tengamos prejuicios, mientras menos límites nos pongamos será mejor. Es preferible experimentar en las diferentes áreas de la comunicación y probar cual nos satisface más tanto profesional como espiritualmente.

Especial