Inicio Destacado Dólar en Bs. 4 millones desde mediados de julio retrocede en las...

Dólar en Bs. 4 millones desde mediados de julio retrocede en las últimas horas

119
0

El dólar oficial y paralelo se ha mantenido estable desde mediados de julio alrededor de cuatro millones de bolívares. Incluso en las últimas horas ha retrocedido ubicándose en Bs. 3.978.475 en algunos marcadores no oficiales. Sin embargo, la moneda estadounidense no ha detenido el alza en lo que va de año.

Hermes Pérez, economista, explica que la estabilidad en el tipo de cambio obedece a varias razones, pero destaca una en el último mes: las intervenciones del Banco Central de Venezuela (BCV) en las mesas de cambio. En promedio el BCV hace seis intervenciones al mes, en las cuales llama a los bancos y les comunica la cantidad de euros o dólares en efectivo que les puede vender. En septiembre la institución ha realizado tres intervenciones, esa inyección, indica Pérez, reduce el impulso en el tipo de cambio.

“Este año en particular, sobre todo, la última semana, por primera vez vemos que hay una caída a nivel mensual, allí hay varias razones, aunque muchas veces los periodos de estabilidad del tipo de cambio pueden obedecer a la intervención del BCV. Si hay más dólares en la economía el precio tiende a estabilizarse o bajar”, agrega.

Entre el 4 de enero y el 17 de septiembre el dólar oficial subió 265,66 %, al pasar de Bs. 1.107.198 a Bs. 4.048.613. En ese mismo periodo el dólar paralelo subió 246,12 %, luego de que pasara de Bs. 1.149.425 a Bs. 3.978.475.

El economista Ángel Alvarado considera, por su parte, que el retroceso en el tipo de cambio responde a la política que maneja el Gobierno de mantenerlo fijo para contener la hiperinflación. Lo hace a través de dos vías: moderar el gasto para así tener que emitir menos bolívares sin respaldo por medio del BCV y mantener un elevado encaje legal, que hace que esos bolívares no salgan a la calle en busca de divisas.

A juicio de Alvarado, esto le ha resultado al Gobierno, pues justamente en agosto, cuando el tipo de cambio se mantuvo estable, el país experimentó una de las tasas de inflación más bajas en el año de 10 %, según cálculos del Observatorio Venezolano de Finanzas. La duda del especialista es si el Gobierno podrá mantener esta política en el tiempo, sobre todo, en octubre y noviembre, pues en el primero entra en vigencia la nueva reconversión monetaria y en el segundo se llevarán a cabo elecciones regionales.

“No hay expectativas de que esa estabilidad se pueda mantener por mucho tiempo. Además, existe una apreciación del tipo de cambio real, que hace que los precios en dólares se muevan. Una de las razones que también le ha brindado margen de maniobra al Gobierno, es que las exportaciones petroleras se han estabilizado alrededor de 500.000 barriles diarios y eso le da mayor flujo de caja para colocar divisas en las mesas de cambio, no obstante, esta política ocurre sin claridad porque no hay transparencia en el tema”, sostiene el economista.

Indica Hermes Pérez que es difícil saber si la oferta de divisas que coloca el BCV es suficiente para cubrir la demanda de dólares o euros, pues no hay información publicada. Recuerda que en 2003 la demanda diaria en el país era de más de $100 millones, en ese entonces el BCV podía cubrir la demanda y hacía intervenciones por esa cifra.

Estima que tras la contracción económica de los últimos siete años, donde el PIB ha caído 79 % en ese periodo, la demanda de divisas puede estar en $10 millones al día. En ese sentido, calcula que las intervenciones del BCV podrían oscilar entre $15 y $20 millones, pero reitera que es un estimado, pues no hay información oficial. 

Ambos economistas coinciden en que en noviembre indicadores como el tipo de cambio y la inflación pueden repuntar, por ser un periodo electoral, algo que genera presiones en el gasto del Estado. A juicio de Pérez el tipo de cambio se va moviendo al ritmo que le impone el BCV, pues si este modera la emisión de dinero, el dólar puede mantenerse estable.

Pérez reitera que hay una relación directa entre la base monetaria y el tipo de cambio, si se desacelera la emisión de dinero, también lo hará el mercado cambiario. Por ejemplo, en lo que va de año indica que el BCV ha aumentado la emisión de dinero en 235 %, en ese mismo lapso el tipo de cambio ha aumentado 267 %. 

Crónica Uno