Inicio Destacado Venezolanos reciben tarjetas que regulan su situación migratoria en Colombia

Venezolanos reciben tarjetas que regulan su situación migratoria en Colombia

69
0

Ya hay más de 1,2 millones de personas inscritas (de los 1,7 millones de venezolanos que viven en Colombia) en el Registro Único de Migrantes Venezolanos (RUMV), el primer paso para solicitar este documento que permite la permanencia en Colombia por un plazo de 10 años, después del cual pueden pedir la residencia permanente.

Óscar Enrique Soto, un venezolano de 49 años de edad, recibió este miércoles la primera tarjeta de permiso de protección temporal, que el gobierno de Colombia está entregando en el proceso de regularizar la situación de casi dos millones de venezolanos en el país.

Se trata de la tercera fase de implementación del Estatuto Temporal de Protección a Migrantes, que el gobierno del vecino país anunció en febrero de este año, y en la cual ya se está procesando la entrega de tarjetas de residencia a otras 200.000 personas, priorizando a niños y niñas, informó Presidencia en un comunicado.

El presidente de Colombia, Iván Duque, entregó en mano a Soto su tarjeta en un acto en una zona rural de La Calera, un municipio cercano a Bogotá.

Este registro único permite que los venezolanos que se acojan a él tengan acceso a los beneficios sociales del Estado colombiano, entre ellos la vacunación contra el covid-19 o la posibilidad de sacar una licencia de conducir.

Y la tarjeta les permitirá, en teoría, mayor facilidad para acceder a contratos laborales, a las entidades de salud o a cuentas bancarias que el anterior régimen migratorio que otorgaba Colombia a venezolanos, el Permiso Especial de Permanencia (PEP), un documento físico que muchos bancos y empresas no aceptaban por su facilidad de falsificación.

El gobierno de Colombia quiere cerrar el año con un millón de migrantes venezolanos regularizados con la tarjeta de identificación del Estatuto Temporal de Protección, que les permite tener acceso a la seguridad social, salud y el mercado laboral formal.

El Nacional