Inicio Salud Se incrementan casos de miopía en niños por el uso de pantallas

Se incrementan casos de miopía en niños por el uso de pantallas

59
0

Cada vez son más los niños que pasan horas y horas delante de alguna pantalla, y uno de los principales efectos que esto tiene es un empeoramiento de su salud visual, por lo que cada vez son más habituales los problemas de visión a edades tempranas.

Las recomendaciones de los especialistas y de la Organización Mundial de la Salud son claras respecto al uso de las pantallas en los niños: cuando son pequeños, cuanto menos mejor, y después el uso ha de ser moderado y con descansos.

Las molestias relacionadas con la sequedad ocular y el mayor riesgo de miopía son las consecuencias más habituales, pero también la probabilidad de sufrir dolores de cabeza por fatiga ocular.

“Estamos viendo cada vez más casos de niños que se quejan de síntomas de sequedad ocular o que presentan miopía, lo que viene favorecido por el uso de las pantallas, sobre todo en adolescentes”, explica la doctora Ana Wert, oftalmóloga especializada en oftalmología infantil del Instituto de Microcirugía Ocular (IMO), del grupo Miranza.

Se apunta a que las causas de este aumento de los problemas oculares en niños y adolescentes son el mayor tiempo pasado en espacios cerrados en los que solo se utiliza la visión cercana y la falta de exposición solar, con el agravante de que en ese tiempo pasado en espacios cerrados el tiempo dedicado a las pantallas es cada vez mayor.

Los investigadores hallaron que cuanto mayor era el tiempo dedicado a actividades de interior y al uso del teléfono móvil, tablet o consolas, mayor era también la prevalencia de la miopía.

La relación entre el uso de la visión cercana y la miopía está cada vez más establecida. Según otro estudio cada año adicional de escolarización se asocia en los niños a un aumento de la miopía en 0,18 dioptrías, y el riesgo de miopía en los niños es 2,6 veces mayor en los entornos urbanos que en los entornos rurales.

Más recientemente, los investigadores concluían que cada hora adicional de actividad de visión próxima aumenta en un 2% el riesgo de miopía y advertían sobre lo que eso implica respecto al uso de dispositivos inteligentes, que se suelen utilizar durante más tiempo y a distancias más cortas que otro tipo de soportes.

Con información de Venevisión/800Noticias