Inicio Destacado Habitantes de Pacaraima preocupados por falta de control de la migración venezolana

Habitantes de Pacaraima preocupados por falta de control de la migración venezolana

91
0

“No podemos continuar con esta situación desordenada, de ellos seguir durmiendo en la calle, orinando, defecando y muchas veces robando para poder alimentarse, esa situación que cada día está provocando hurtos, asaltos; inclusive tuvimos escenas de crímenes bárbaros nunca antes vistos en Pacaraima”, indicó Kleber Borges, representante de la Cámara de Comercio.

Los pobladores de Pacaraima, municipio de Brasil fronterizo con Venezuela, al noreste del estado de Roraima, a solo 20 kilómetros de Santa Elena de Uairén, exhortaron al gobierno federal a intervenir de manera efectiva para controlar la migración venezolana en la zona. Señalaron que no quieren ser ellos los que tomen acciones drásticas, y menos que se repitan eventos como los del 2018, donde hubo actos xenófobos contra la diáspora y fueron expulsados de forma violenta del municipio.

“Alertamos a las autoridades para que no esperen que se repita lo que ocurrió en el 2018. Pedimos que se tomen las providencias para no repetir las acciones del pasado, la población no quería hacer aquello, pero fue provocada, primero por la omisión del poder público y segundo por el contraataque de los inmigrantes”, dijo.

“Esta manifestación no es contra la migración venezolana, es contra el vandalismo que algunos migrantes de mala índole vienen a cometer; ese tipo de personas no son bienvenidos en ninguna parte del mundo. Esperemos que después de esta audiencia no sea necesario ir a las calles porque será una gran masacre, porque hoy somos minoría», agregó.

Los ciudadanos de Pacaraima participaron en una asamblea general el pasado martes para tratar la problemática que se ha originado por la migración venezolana en la ciudad y el estado.

En el debate advirtieron de fallas en la ley de inmigración, deficiencia en el control de seguridad de la entrada de migrantes por trochas, falta de control judicial de quienes ingresan a Brasil, necesidad de mayor espacio para acogerlos, carencia de espacio e insumos en los sistemas de salud y educación por la creciente demanda, aumento de la violencia e inseguridad, desabastecimiento de agua, y la deforestación e invasión de áreas protegidas, entre otros, fueron parte de las denuncias presentadas por los roraimenses.

EL Nacional