Inicio Salud Hemorragia intracerebral en niños: cuando un dolor de cabeza puede ser mortal

Hemorragia intracerebral en niños: cuando un dolor de cabeza puede ser mortal

62
0

Dicen que cuando nos convertimos en padres desarrollamos un «sexto sentido», pues siempre sabemos cuando algo no anda bien con la salud de nuestros hijos, pero ¿qué pasa cuando llega un padecimiento que aparentemente no revela síntomas de alerta? Como el caso de Amari King Churchwell, un niño que perdió la vida al llegar de la escuela a causa de una hemorragia intracerebral.

El fallecimiento de Amari King Churchwell, de nueve años de edad, es sin duda una noticia que causó conmoción en Estados Unidos, cuando el pasado 9 de noviembre se desvaneció en los brazos de su padre al llegar de la escuela.

De acuerdo con la madre del pequeño, Amari no presentó ningún tipo de señal de alerta como dolor de cabeza, simplemente perdió el conocimiento y se convulsionó, relató para un medio internacional. Al llegar al hospital, los médicos encontraron una masa en la parte posterior del cerebro del menor, además de descubrir una hemorragia interna.

A pesar de que los médicos intentaron drenar para reducir la presión sobre el cerebro del menor, el pequeño Amarani ya presentaba poca actividad cerebral y lamentablemente no pudieron salvarle la vida.

¿Qué es una hemorragia intracerebral?

Una hemorragia intracraneal (ICH), por sus siglas en inglés, se trata de una emergencia médica cuando se origina un sangrado dentro o alrededor del cerebro, éste puede ejercer presión sobre el órgano y privarlo de oxígeno, por ello, se debe actuar de inmediato para evitar complicaciones, describe un artículo publicado en el Intermountain Healthcare.

Una lesión en la cabeza es una de las causas más comunes del sangrado intracerebral, sobre todo si causa la ruptura de vasos sanguíneos del cerebro o en la parte más externa de las tres capas de la membrana que recubre a este órgano tan importante.

Aunque también puede deberse a un tumor que produce sangrado, malformaciones arteriovenosas, hipertensión e incluso aneurismas, aunque este último suele ser muy extraño en menores, según un estudio publicado por la Asociación Argentina de Neurología. 

Síntomas de una hemorragia intracerebral

Ojo, los síntomas pueden presentarse de manera repentina, es decir, por lo regular no envía señales de alerta con días de anticipación, por ello, debes prestar atención a cualquier tipo de cambio que notes en tu hijo e incluso en otro integrante de la familia.

Dolor de cabeza intenso sin causa aparente

Pérdida total o parcial del conocimiento

Vómito o náuseas intensas

Convulsiones

Dificultad para hablar

Debilidad en la cara, brazos o piernas

Cambios en la visión

Pérdida del equilibrio o coordinación

Utilizar cascos es una manera de prevenir la hemorragia intracerebral en caso de lesiones, por ejemplo, cuando están en la bicicleta, patineta, cuando practiquen algún deporte de contacto o cualquier actividad que pueda ocasionar una lesión en la cabeza.

Ajusta el cinturón de seguridad de tus hijos cuando conduzcas o viajen en automóvil.

Acolcha los bordes de las mesas en casa, asegúrate de que los muebles más pesados en casa no se caigan con cualquier empujón y evita que tus hijos jueguen en lugares inseguras de la casa.

Actuar a tiempo puede ser clave para salvar la vida de tu pequeño, acude al médico en cuanto notes algo inusual en su salud.

Salud180