Inicio Salud Estas son las principales señales de alarma del cáncer de pulmón

Estas son las principales señales de alarma del cáncer de pulmón

86
0

El principal factor de riesgo de esta enfermedad es el tabaquismo, tanto en fumadores activos como pasivos y, por lo general, no presenta síntomas hasta etapas avanzadas. Algunos signos de alarma son: tos que no desaparece o que empeora; expectoración con sangre, sensación de falta de aire, entre otros.

En relación al tema, según los últimos datos del Observatorio Global de Cáncer (Globocan), durante 2020 se registraron 3.969 nuevos casos de cáncer de pulmón en Chile y 3.550 muertes, cifras que lo sitúan en el primer lugar de mortalidad por cáncer y entre los cinco de más incidencia.

La mayoría de los síntomas de este cáncer son perceptibles cuando ya se ha propagado, no obstante, algunas personas en etapas tempranas presentan sintomatología.

De acuerdo a reseñas de medios internacionales, los más comunes son tos que no desaparece o que empeora; tos con sangre o saliva/flema del color del metal oxidado; dolor en el pecho que suele empeorar cuando la persona respira profundamente, tose o se ríe; ronquera, pérdida del apetito y de peso inexplicable, dificultad para respirar, infecciones como bronquitis y neumonía que no desaparecen o que siguen recurriendo, entre otras.

Al respecto, el oncólogo médico del Instituto del Cáncer RedSalud de Chile, Dr. Mauricio Rivas, señaló que esta enfermedad posee una “tasa de supervivencia más baja a cinco años, cercana al 20 %, mientras que en el mundo es de 18%. En este sentido, si bien en las últimas décadas se han realizado avances para abordar esta enfermedad, la relación entre su incidencia y mortalidad sigue siendo muy alta, situación que nos invita como comunidad médica y sociedad a tomar acciones para frenar su avance”.

En el cáncer de pulmón hay que diferenciar las metástasis (tumor en el pulmón, pero originado en otro órgano) del cáncer pulmonar propiamente tal, que es el cáncer primario pulmonar. Actualmente, existen dos tipos principales de cáncer primario de pulmón. Alrededor del 80 % al 85 % son de células no pequeñas, entre ellos adenocarcinoma, carcinoma de células escamosas y carcinoma de células grandes.

Mientras que entre el 15 % y el 20 % son de células pequeñas, que es menos frecuente, pero se caracteriza por propagarse más rápido. Alrededor del 70 % de las personas con este tipo de cáncer tendrán un tumor que se habrá extendido en el momento en que se les diagnostique.

El tabaco, principal factor de riesgo

Esta patología suele afectar a personas sobre los 50 y 60 años, principalmente a hombres. La edad media de diagnóstico son los 70 años y la media de defunciones a los 72 años. Además, su principal factor de riesgo es el consumo de tabaco. Una situación que aún alarma considerando que, en 2020, el 22,3 % de la población mundial consumía tabaco y en Chile, según la última Encuesta Nacional de Salud, un 32,5 % en población de 15 a 65 años y más.

“Debemos tener en cuenta que fumar cigarrillos puede causar cáncer en casi todas las partes del cuerpo, pero en el caso del pulmón, es responsable de aproximadamente 9 de cada 10 casos de cáncer. Esto ya que el humo contiene cantidades importantes de agentes cancerígenos que con el tiempo causan muerte de las células y daños en los genes relacionados a la replicación celular”, sostuvo el Dr. Rivas.

En esa línea, el especialista del Instituto del Cáncer RedSalud, indicó que “si tienes entre 40 y 80 años y fumas más de 15 cigarrillos al día; eres ex fumador, lo dejaste hace menos de 15 años y fumabas 15 cigarrillos o más, o personas con antecedentes familiares de cáncer pulmonar, deben hacerse un examen de tamizaje o cribado (screening) que consiste en un escáner de tórax sin contraste y con dosis baja de radiación”.

Otros factores de riesgo son haberse sometido a radioterapia previa en el pecho por otro tipo de cáncer; antecedentes familiares de cáncer de pulmón y la exposición a carcinógenos ambientales.

Respecto a las alternativas de tratamiento, el oncólogo médico señala que “dependerá del tipo de cáncer, la fase en que se encuentre y que la función pulmonar del paciente lo permita”.

De acuerdo al experto, en el caso de las personas con cáncer de pulmón de células no pequeñas pueden ser tratadas con cirugía, quimioterapia, radioterapia, terapia dirigida o una combinación de estos tratamientos.

Por su parte, las personas con cáncer de pulmón de células pequeñas, por lo general, dado que debutan con una enfermedad avanzada, reciben radioterapia y quimioterapia o una combinación de ambas.”

Con información de www.vtv.gob.ve

Artículo anteriorEl brasileño Ilan Goldfajn fue elegido presidente del BID
Artículo siguienteAmanda Dudamel mostrará su propuesta como diseñadora