Inicio Salud Salud y tecnología, un futuro de clones digitales y mapeo de órganos

Salud y tecnología, un futuro de clones digitales y mapeo de órganos

61
0

Así se recoge en el “Informe TECHMeets: Hacia un uso humanitario de la tecnología”, elaborado por la Universidad Internacional de Valencia (VIU), que analiza el impacto de la tecnología en el sector de la salud y también en el industrial, empresarial y medioambiental.

Para ello, recoge no solo datos como los del Índice de Patentes 2021 de la Oficina Europea de Patentes, que indica que España registró un nuevo récord de solicitudes de patente europea de origen nacional, alcanzando la mayor ratio de crecimiento de los últimos diez años (8,9%), sino también 15 tendencias tecnológicas que afirman revolucionarán el futuro del desarrollo del tejido empresarial.

En lo que respecta al sector de la salud, el informe señala que la tecnología está siendo esencial para agilizar el trabajo de los facultativos, así como la prevención de ciertas enfermedades, y que la computación y la inteligencia artificial, sumadas al big data, están siendo fundamentales para el procesamiento de la información, permitiendo un diagnóstico temprano.

Apunta también al desarrollo de la medicina personalizada como “resultado del gran boom de las tecnologías de secuenciación genética” que ayudan al diagnóstico de precisión, basado en la secuenciación del ADN de la persona para obtener todos sus datos genéticos.

Junto a estas menciona asimismo las terapias adecuadas a cada paciente y el tratamiento de los datos digitales para “determinar y predecir la situación del paciente en función del efecto que tiene una mutación a nivel fenotípico”.

Y señala que “la crisis sanitaria derivada de la covid-19 ha potenciado el uso de la digitalización en todos los sectores”.

La Medicina se ha beneficiado significativamente de la evolución en las imágenes médicas que abarca especialidades como la radiología, la ecografía, las tomografías o las resonancias magnéticas.

Gracias a ellas, añade el texto, se observan partes del cuerpo minúsculas, con una gran resolución.

Sin embargo, el desarrollo tecnológico existente hace que cada vez más hospitales apuesten por dos tipos de disrupciones que no sólo agilizan el trabajo de los facultativos, sino también la forma en que analizan las lesiones y, por tanto, sus decisiones, impulsando la prevención ante ciertas enfermedades futuras.

Salud y tecnología: disrupciones

Las citadas disrupciones son:

Imagen Computacional: se trata de una técnica que combina la adquisición de datos y su procesamiento para crear la imagen de un objeto a través de medios indirectos para obtener una resolución mejorada e información adicional como la reconstrucción en 3D, es decir en tres dimensiones.

Gracias a ella, el sector sanitario puede extraer una imagen a través de un ordenador y permitir al médico tomar decisiones tras conocer con detalle el estado de la lesión, de qué se compone, qué agresividad tiene o cuáles son sus componentes principales.

Inteligencia Artificial: son algoritmos de desarrollo de aprendizaje automático o aprendizaje profundo que permiten tener cada vez más información de mayor calidad, además de más precisa y robusta, en un periodo breve de tiempo.

Esto ayuda a que se pueda estudiar a un mayor número de pacientes y, a su vez, que se haga de una forma más reproducible.

“La computación y la inteligencia artificial, sumadas al big data, son fundamentales para el procesamiento de la información, permitiendo que, al tener información útil, los médicos sean capaces, sin necesidad de tocar al paciente, de conocer con enorme precisión y con una resolución en micras, de qué manera están organizados los tejidos, su calidad o las alteraciones y anomalías que se están produciendo, potenciando así el diagnóstico precoz y preciso de ciertas patologías con la opción terapéutica más adecuada”.

Informe VIU

El desarrollo de la medicina personalizada es el resultado del gran boom de las tecnologías de secuenciación genética, gracias a las cuales se ha hecho posible el análisis del perfil genético, su estilo de vida o qué factores aumentan el riesgo de padecer una enfermedad.

salud tecnología
Una científica realiza anotaciones sobre unas muestras de cultivos. EFE/David Aguilar

Dispositivos, mapeos y clones

Esta medicina preventiva o predictiva, además de personalizada, se está consiguiendo en estos momentos gracias a importantes tecnologías de diagnóstico como:

Tecnologías de secuenciación genética: clon digital

Esta solución tecnológica, basada en la inteligencia artificial y cuyo crecimiento en los próximos cinco años se estima en más del 41% , tiene el objetivo de recrear el clon digital de un órgano o incluso, del cuerpo entero del paciente, a partir de millones de datos personales que son recopilados por medio de diversos exámenes de salud que se actualizan de forma recurrente.

La medicina de precisión puede aprovechar el uso de esta tecnología para prevenir una enfermedad, conseguir un diagnóstico más preciso e, incluso, para probar determinadas terapias y observar cómo responde un paciente a un determinado fármaco o tratamiento.

Wearables

Se trata de dispositivos electrónicos inteligentes que se colocan sobre alguna parte del cuerpo humano con la finalidad de monitorizar algunas variables fisiológicas del paciente en tiempo real.

Gracias a ellos, el paciente pasa a ser un sujeto activo en el control de su propio estado de salud, apoyados en tecnologías 4.0 como la inteligencia artificial que proporcionan información sobre la presión arterial, patrones de sueño o sedentarismo.

De este modo, se pueden realizar diagnósticos tempranos, un tratamiento personalizado o gestionar enfermedades crónicas.

Miniaturización de los dispositivos

Este avance consiste en la creación de sensores inalámbricos de pequeño tamaño que son implantables en células vivas del cuerpo humano para controlar el estado de salud del paciente, mediante los cambios que experimenta la célula a lo largo el tiempo.

El resultado de esta innovación es la capacidad de prevenir y definir la terapia más adecuada.

Sistema de mapeo computacional

El desarrollo de esta tecnología no invasiva sirve para producir un mapa del corazón en tiempo real, sin necesidad de intervenir al paciente.

Con ello se busca predecir una anomalía cardiaca, ya que este mapa interactivo plasma los puntos críticos de arritmia en cualquier parte del corazón.

Como conclusión el documento de la VIU sobre salud y tecnología defiende que se ha de poner la tecnología al servicio de las personas, afrontar la emergencia digital “adoptando una perspectiva que sitúe al ser humano en el foco del desarrollo tecnológico, y todo ello, con una visión social, inclusiva, humanista y sostenible para que la transición digital refuerce los derechos humanos”.

EFE

Artículo anteriorEn el ciclo menstrual, la alimentación importa
Artículo siguientePincelada cultural en los espacios del Ministerio Público