Inicio Destacado Cómo saber si necesitas un detox de redes sociales

Cómo saber si necesitas un detox de redes sociales

185
0

Te sientes abrumada? Tal vez sea momento de hacer un detox de redes sociales. Te decimos cómo lograrlo

¿Cuándo fue la última vez que revisaste alguna de tus redes sociales; cuántas veces lo haces al día; cuánto duran en promedio tus visitas a Instagram o TikTok?

Recuerda que detrás de cada red social hay empresas y creadores que, por muy bien intencionados que parezcan, se dedican específicamente a comercializar espacios de publicidad, así que mientras más tiempo pases viendo contenido, más anuncios pueden vender.

¿Adicción a las redes sociales?

Esta es la razón por la cual el algoritmo de las redes sociales está diseñado para causar una reacción en tu cerebro químicamente indistinguible a la que causan las adicciones. ¿Cómo? seleccionando para ti el contenido que más dopamina puede liberar en tu cerebro, pero que también te hace desear otra “dosis” lo antes posible.

Desgraciadamente, a ellos no les importa que al excederte con el consumo de contenido te pongas en riesgo de padecer depresión, ansiedad, insomnio, baja autoestima, dificultad para concentrarte, irritabilidad y alteraciones en las funciones cerebrales, por mencionar solo algunas.

Señales de que las redes sociales realmente te están afectando

La única persona responsable de tu salud mental y emocional eres tú, y aunque las redes sociales sean muy satisfactorias en el momento, necesitas poner límites porque nadie más los va a poner por ti.

Si te identificas con alguno de los siguientes puntos, es momento de un detox de redes sociales:

  • Interrumpes actividades importantes por revisar tus redes sociales, o pasas casi todo tu tiempo libre en estas.
  • Siempre pasas más tiempo del que según verías contenido.
  • Experimentas culpa por la cantidad de tiempo que pasas en redes y/o ansiedad cuando no estás conectado.
  • Te comparas todo el tiempo con los y las influencers que sigues y terminas sintiéndote poca cosa.
  • No tener muchos seguidores es algo que genuinamente te preocupa.
  • Sientes la presión de obtener cada vez más likes o reacciones positivas con lo que publicas.
  • Pasas demasiado tiempo pensando en lo que los demás van a opinar de lo que posteas.
  • Te hacen sentir mal los comentarios negativos de personas que ni siquiera te conocen.
  • Estás más enterada de la vida de tus influencers que de lo que ocurre con tus seres queridos.
  • Te desvelas frente a la pantalla y tienes la sensación de que no puedes parar.

Todas estas son señales de que las redes sociales te están robando gran parte de la energía emocional y mental que necesitas para otras cosas infinitamente más importantes, incluido el autocuidado, desarrollo personal y la interacción humana cara a cara.

¿Cómo hacer una desintoxicación de social media eficiente?

La solución más obvia pareciera simplemente desinstalar las aplicaciones de tu celular y del resto de tus dispositivos, pero no funciona así. Si no tomas consciencia primero de la dimensión del problema, ni complementas esto con una estrategia que te mantenga enfocado en cosas realmente productivas o enriquecedoras, es muy probable que regreses a los mismos hábitos en cuestión de días, o incluso de horas.

Para un funcional detox de redes sociales, sigue estos pasos:

1.- Comienza instalando una de las muchas apps que miden el tiempo que pasas navegando en social mediaDéjala funcionar un par de días y luego revisa la cantidad de horas que te dedicaste a mirar publicaciones o videos en redes. Luego responde con honestidad ¿qué te aportaron?, ¿qué aprendiste? Seguramente la respuesta no es nada positiva.

2.- Ahora piensa en qué podrías hacer con todo ese tiempo y haz una lista de actividades en las que puedes enfocarte cada que te llegue la ansiedad de entrar a las redes. Tómale captura de pantalla a la lista y úsala como fondo de pantalla en tu celular.

3.- Ahora sí. Borra las redes y no las instales nuevamente hasta que hayas retomado una rutina que te haga sentir bien contigo. Rápidamente, te irás dando cuenta de que algo que ya parecía tan fundamental y prioritario en tu vida, en realidad no te relajaba, tampoco te hacía sentir mejor ni te brindaba felicidad, sino todo lo contrario.

Si por más que lo intentas no logras alejarte de las redes sociales, puede ser que exista un problema emocional de raíz que te está llevando a evadirte con estas. La mejor forma de salir de este círculo vicioso es con la ayuda de un terapeuta profesional, preferentemente que tenga experiencia en estrategias cognitivo-conductuales.

Cosmopolitan

Artículo anteriorEstas son las formas de arruinar tu perfume en época de calor
Artículo siguienteDía Mundial de la Salud Mental Materna