OFN y Clara Rodríguez rendirían homenaje a Teresa Carreño y Antonio Lauro

0
472

Bajo la dirección del maestro Luis Miguel González interpretarán piezas de Chopin, del venezolano Federico Ruiz y el muy famoso vals “Natalia” en una versión sinfónica arreglada y orquestada por el chileno Sergio Elguín

La Orquesta Filarmónica Nacional (OFN) ofrecerá un concierto sumamente especial, como lo amerita la unificación de la celebración de los 100 años del natalicio del maestro Antonio Lauro y un homenaje a Teresa Carreño por el centenario de su muerte. El evento programado para mañana 3 de agosto a las 4:00 pm en la Sala José Félix Ribas del Teatro Teresa Carreño (TTTC), en Caracas, contará con la participación de la destacada pianista venezolana de proyección internacional Clara Rodríguez.

Durante un encuentro con los medios de comunicación social el director artístico titular de la OFN, Luis Miguel González, adelantó que el programa preparado para esta ocasión incluye una versión para orquesta muy poco interpretada del famosísimo vals de Antonio Lauro “Natalia”, orquestado y arreglado por el artista chileno Sergio Elguín, que vivió durante muchos años en Caracas,.

UNA ORQUESTA HECHA GUITARRA

En esta versión, describió González, Elguín consigue trasladar las sonoridades de la guitarra al plano sinfónico por medio de las capacidades expresivas de todas las secciones de la orquesta. “Sientes que es como una guitarra amplificada. La guitarra no sostiene sonidos, pero con la orquesta sí la puede sostener. Entonces, cuando tienes una melodía que la puedes sostener y además imitar el punteado y el rasgueo propio de la guitarra, gracias a las posibilidades que ofrece la orquesta, el resultado es genial”, dijo.

Desde este punto de vista es como si la orquesta entera se trasformara en una guitarra, con la voz de este instrumento repartida en cada una de las secciones. Así, apuntó el director, el punteado lo hacen a veces las maderas, a veces las cuerda, o las trompetas, mientras que el rasgueo suena a cuenta de la percusión o cualquier otra sección.

La versión sinfónica de “Natalia”, en consideración de González, está orquestada “de manera magistral” que potencia su espectacularidad y le da un aire de obertura. “Si no conoces la obra de Antonio Lauro podrías pensar que es una obertura que se puede interpretar para abrir un concierto venezolano”, estimó González.

SU FAVORITA

Para rendir tributo a una de las más universales artistas de nuestro país, la maestra Clara Rodríguez interpretará el Concierto para piano y orquesta Nº1 de Frédéric Chopin, una pieza que en el ambiente musical internacional suele asociarse con Teresa Carreño, quien la tenía entre sus composiciones favoritas.

Según explicó Luis Miguel González, la inclusión de esta pieza en el repertorio responde a una iniciativa previa de Clara Rodríguez, artista internacional que al menos una vez al año se presenta en escenarios de su país natal y se ha convertido en una figura recurrente y casi obligatoria en la programación anual del TTC.

Ya previamente cuando la OFN tuvo la intención de rendir homenaje a Teresa Carreño, “inevitablemente pensamos en Clara Rodríguez”, que además desde hace mucho tiempo estuvo pendiente de hacer un tributo a Carreño para una efeméride tan importante como el centenario de su muerte.

CONEXIÓN MUSICAL

En el encuentro con los medios de comunicación social Rodríguez comentó que Teresa Carreño, con tan solo cuatro años de edad estudio en París con un pupilo de Chopin, quien seguramente le trasmitió las claves para interpretar a este importante autor.

A su vez ese pupilo de Chopin también le dio clases a la maestra de una de las personas que formó a Clara Rodríguez. Por esta afortunada casualidad, a Rodríguez le gusta pensar que esos conocimientos, muy seguramente trasmitidos de generación en generación, llegaron hasta ella para crear una suerte de conexión, con Teresa Carreño y con la pieza que ahora interpretará.

En cuanto a la creación que Chopin compuso con tan solo 19 años de edad, Clara Rodríguez la describió como una obra compleja cargada de lirismo y poesía. “Creo que es una de las poca obras de Chopin que se puede decir que es alegre. El último movimiento es como una baile campestre. La escribió antes de salir de Varsovia y es como una despedida” de su natal Polonia antes de partir a Francia, consideró la pianista.

En el primer movimiento, continuó Rodríguez, el tema es dramático, con episodios que desde el romanticismos se acercan un poco a la música de Bach a lo barroco, como en un intento de salir de ese lenguaje que lo precede, para crear uno propio “pero con muchísimo cromatismo. En la armonía es cromático todo el tiempo”, acotó.

LO NUESTRO

Como un cable a lo contemporáneo y en función de honrar el interés de Teresa Carreño por promover a los autores de su tiempo, el repertorio de mañana también contempla el Concierto Nº2 para piano y orquesta, compuesto especialmente para Clara Rodríguez por el insigne maestro venezolano Federico Ruiz.

Además, argumentó la pianista, Federico Ruiz es un compositor que representa “muy bien” no solamente la contemporaneidad venezolana, sino además latinoamericana. “Estoy sumamente agradecida que él me haya dedicado ese concierto a mí. ¿Qué más puedo pedir?”, agradeció.

Por otra parte, la inclusión de Federico Ruiz combina con la tarea de la OFN de promover y poner en valor el acervo cultural venezolano y latinoamericano.

Sumado a esto, a decir de Luis Miguel González, sería un verdadero desperdicio no aprovechar oportunidades como esta, tan poco abundantes, en las que se tiene una composición venezolana para piano, de un autor vivo, escrita para una destacada pianista que además está disponible y muy dispuesta a interpretarlo.

En cuanto a las características de de esta composición de Ruiz, Rodríguez señaló que toca muchas raíces americanas, con sonoridades que remiten al tango argentino, al carnavalito boliviano; giros hacia el bolero y la salsa del caribe; aires del jazz norteamericano y mucho más.

En líneas generales, con esta composición el público tendrá la oportunidad de pasearse por toda. “Cuando lo escuchas puedes sentir identificado, reconocer que es un tema nuestro, pero no nuestro venezolano, sino americano”, mencionó González sobre la pieza que además da espacio para que otros instrumentos de la orquesta puedan mostrar sus posibilidades expresivas.

LOS 100 DE ESTÉVEZ

Durante el evento, el IAEM (Instituto de Artes Escénicas y Musicales) y la FCNM (Fundación Compañía Nacional de Música) aprovecharán la oportunidad para presentar el libro Composiciones y arreglos corales de Antonio Estévez, publicación que contó con la asesoría del maestro Raúl Delgado Estévez, la edición de Roberto Ojeda, diagramación de

 

 

 

Vía: Correo del Orinoco

Recibe las noticias más destacadas directamente en tu celular. Únete a nuestro grupo en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/DVZm2B0nIaZGcku79WAGx4

También estamos en Telegram como @InfoElLuchador únete aquí https://t.me/infoelluchador