La diabetes se ha transformado en una epidemia

0
312

En la última década la diabetes ha aumentado en forma preocupante, a niveles tan altos que actualmente es considerada una epidemia. En este incremento el principal factor es la obesidad, que también es considerada la epidemia del Siglo 21.

Así lo advirtió la doctora Patricia Palma, médico de familia y diabetóloga del Hospital Fusat, quien agregó que se estima que en el año 2025 el 10 por ciento de la población mundial tendrá diabetes. Así de grave es la situación.

En tanto, en la Seremi de Salud, profesionales del Departamento de Epidemiología señalaron que “entre las consecuencia del aumento de la expectativa de vida, así como del estilo de vida caracterizado por comidas rápidas con alto contenido graso y el sedentarismo, está la aparición de mayor frecuencia de enfermedades crónicas, como la diabetes”. Agregaron que en la Región de O’Higgins, la mortalidad por esta causa ha aumentado en el último tiempo: en 1994 se registraron 100 muertes por diabetes; cifra que en el año 2005 aumentó a 190 fallecimientos, 87 hombres y 103 mujeres.

La doctora Palma explicó que se distinguen dos grandes tipo de diabetes: la tipo I o insulinodependiente, que se presenta con mayor frecuencia en niños y jóvenes; y la tipo II. “Esta última –señaló- es la que está aumentando. Es una enfermedad que está asociada a la obesidad; con los cambios de hábitos de alimentación (comida “chatarra”) aumenta la obesidad y si existe la carga genética en la persona se expresa la enfermedad”.

Por ello, entre los principales factores de riesgo de diabetes están el factor hereditario o genético (antecedentes familiares de diabetes), sobrepeso u obesidad, antecedentes de colesterol elevado, hipertensión y en el caso de las mujeres se agrega como factor de riesgo el haber tenido un hijo que haya pesado más de cuatro kilos al nacer.

La doctora añadió que la diabetes tipo II se suele presentar en personas mayores de 40 años, aunque en el último tiempo se ha diagnosticado un porcentaje importante de casos en personas jóvenes, afectadas por obesidad.

    ¿Por qué la obesidad favorece la aparición de diabetes tipo II?

–         Hay un fenómeno que se llama insulino resistencia, que es el primer fenómeno fisiopatológico de la generación de la diabetes.  La insulina que se produce en el páncreas es una hormona que actúa como una llave, que toca a las células, se une a la chapa y abre la puerta para que pueda ingresar la glucosa. Cuando la persona tiene sobrepeso u obesidad esa chapa se empieza a perder. Simultáneamente, y ahí entra el factor herencia, por una razón desconocida, las características de la insulina empiezan a cambiar. Entonces, además de perderse la chapa, no hay llave para que la abra. Eso se interpreta como una falta en el organismo y empieza a aumentar la insulina. En una primera etapa, al aumentar la insulina se mantienen todavía los niveles normales de azúcar en la sangre, pero la insulina se desvía a otras funciones, por ejemplo aumento de peso, producir en algunas mujeres ovario poliquístico, hígado graso, acné, aumento del vello. Esa es la primera parte de la patogénesis de la diabetes. La primera causa es la obesidad, porque hace que se pierda la chapa; con lo que aumenta la producción de insulina y llega un momento en que esta producción es tan alta que el páncreas se comienza a agotar. Entonces, la insulina baja y la glicemia (azúcar o glucosa en la sangre) sube.

¿La enfermedad va avanzando?

–         Uno de los especialistas en diabetes en Chile, el doctor García de los Ríos, la define como una enfermedad progresiva, porque el páncreas en algún momento se agota y deja de producir insulina. Se ha visto que cada vez es más alto el número de pacientes con diabetes tipo II que al final requieren insulina exógena. En la tipo I, el paciente desde el principio necesita insulina; mientras que en la II el tratamiento contempla pautas de alimentación y medicamentos si es necesario.

¿Qué tipo de medicamentos?

–         Hay diferentes tipos; entre los dos principales están los que aumentan la producción de insulina y otros que son facilitadores de la acción de la insulina. Todos producen baja de la azúcar en la sangre.

¿La dieta del diabético considera el eliminar el consumo de azúcar?

–         Además de eliminar el azúcar se debe disminuir todos los alimentos que contengan hidratos de carbono. El concepto básico es que todo lo que comemos –papas, arroz, tallarines- todo se transforma en glucosa. Incluso, cuando falta, la grasa que uno come también se transforma en glucosa, que es lo que nos da energía. El régimen significa disminuir los hidratos de carbono, distribuir ente 180 y 200 hidratos de carbono por día. Se trata de dar (al paciente con diabetes) una pauta de alimentación, que contemple las tres comidas (desayuno, almuerzo, once cena) y colaciones. En el tema alimentación, la nutricionista tiene un rol importante, ya que elabora la pauta y le explica al paciente qué alimentos puede consumir y cuáles restringir.

¿Es común que una persona diabética sienta más hambre o deseos de comer?

–         Si sigue una pauta adecuada no debería sentir más hambre; la recomendación más común es que ojalá hagan las 4 comidas, con colaciones entre éstas. Un diabético podría estar comiendo cada 3 horas, por lo tanto no debería tener hambre.

COMPLICACIONES DE LA DIABETES

¿Qué daño va provocando en el organismo la glicemia alta?

–         Existen dos grandes complicaciones del tipo vascular, las macrovasculares y microvasculares. Las primeras son las que conocemos como el infarto o los accidentes vasculares encefálicos (más conocidos por la gente como las trombosis).  En tanto, las complicaciones microvasculares se dan a largo plazo, por ejemplo la retinopatía que produce pérdida de visión; la nefropatía diabética, que finalmente lleva a una insuficiencia renal y al uso de diálisis; y la microangiopatía, isquémica o nerviosa, que produce la típica lesión ulcerosa que puede llevar a una amputación de la extremidad afectada.

¿La diabetes mal controlada produce daño en un órgano en particular?

–         El daño está en todo. Si el paciente tiene una retinopatía, también hay nefropatía. Depende de las características individuales que sea más expresiva, pero en general si hay daño en un órgano también hay en otros. Habitualmente la que primero aparece es la retinopatía.

¿Qué hace la glucosa para causar ese  daño en la retina?

–         El azúcar produce un daño a nivel del vaso sanguíneo, específicamente del micro vaso sanguíneo.  Se produce una alteración de la circulación y se van generando nuevos vasos que van quitando parte de la visión. A su vez, el tratamiento que es con láser, lo que hace es quemar esos vasos de neoforamción, pero cuando los quema también “arrasa” con parte de los neurotransmisores que nos dan la visión.

LOS SINTOMAS CLÁSICOS  

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes?

–         En la diabetes, el azúcar que queda en la sangre (por sobre el nivel normal) va dañando los pequeños vasos sanguíneos. Al principio el paciente no tiene síntomas, puede pasar algún tiempo hasta que aparecen los clásicos síntomas de mucha sed, micción frecuente, baja de peso en forma exagerada, desgano, cansancio, visión borrosa. Esos son los clásicos síntomas, pero cuando ya el paciente tiene valores habitualmente sobre 250 a 300 de glicemia. Lo que produce daño es la glicemia elevada en forma permanente, de 200 para arriba. El pequeño vaso sanguíneo se va dañando; la molécula de glucosa viaja en la sangre y se podría decir que va tapando el vaso. El daño es mayor si el paciente diabético fuma, si es hipertenso y si tiene el  colesterol alto. Por eso, el tratamiento no sólo apunta a lograr niveles de glicemia relativamente normales, sino que se debe abordar todo lo relacionado con una calidad de vida aceptable, tratar la hipertensión, el colesterol alto.

¿Cuáles son los valores normales de glicemia?

–         En ayuna menos de 100; en el transcurso del día menos de 120, para una persona que no tenga diabetes. Si almuerza, a las dos horas la glicemia debe ser menos de 120. Para un paciente diabético aceptamos que esté bajo 180 de glicemia; con una cifra mayor significa que no está bien. Hay otro examen que se llama hemoglobina glicosilada, que nos da el patrón de control; muchos diabéticos la llaman la acusete, es como una mirada para atrás, dice cómo ha estado el paciente en los últimos tres meses. Para tener un óptimo control, debe estar bajo un 6,5 por ciento. Sobre 7 por ciento significa que está mal controlado.

¿Cómo se realiza el diagnóstico de diabetes?

–         Se realiza un examen de glicemia en ayunas; si el primer examen arroja una cifra de azúcar en sangre mayor o igual a 200 se hace el diagnóstico de diabetes. Con dos resultados de glicemias de 126 en distintas fechas, también se hace el diagnóstico. Y con un rango entre 101 y 125 hay que hacer otro examen, una glicemia post carga, en que se da a tomar al paciente una carga de 75 hidratos de carbono y a las dos horas se mide la glicemia; si es mayor de 200 tiene diabetes.

LOS TRES PILARES DEL TRATAMIENTO

¿En qué consiste el tratamiento de la diabetes?

–         El tratamiento tiene tres pilares: la educación al paciente, el régimen o pauta de alimentación y la actividad física. Según el doctor Olmos, especialista de la Universidad Católica, el mejor hipoglicemiante natural es el músculo; si se hace ejercicio físico, ojalá una hora diaria tres veces a la semana, se puede disminuir la glucosa en forma importante, incluso sin necesidad de medicamento.

¿Por qué las personas diabéticas orinan con más frecuencia?.  

–         Cuando la glicemia está alta se empieza a perder azúcar por la orina; como la molécula de glucosa es pesada arrastra líquido y la persona orina más.

¿La diabetes mal controlada produce impotencia en el hombre?

–         Sí, por el daño en los vasos sanguíneos. Pero el paciente bien controlado no tiene esa complicación.

¿En la práctica qué pasa? ¿Los diabéticos siguen las indicaciones?

–         En general existe el concepto que el paciente diabético es porfiado, no se cuida bien.  Yo creo que depende de cómo eduquemos al paciente, depende del mensaje. Creo que en general no hay un buen control, pero ése es el desafío. El 80 por ciento de estos pacientes se controla en la atención primaria y los resultados dependen de cómo trabajemos, de la educación que demos a los diabéticos. La diabetes está en el Auge y eso ha venido a servir de mucho para lograr un buen control. Hay que insistir en la importancia de la alimentación, que cumpla las pautas que se le den, que haga las tres comidas, a horarios específicos, cada seis horas, con colaciones, una a media mañana y una antes de dormir, idealmente un yogurt dietético, que es preferible a la leche, ya que el yogurt es más espeso, demora más en vaciarse y mantiene más el nivel de glicemia normal.

¿Qué puede hacer el paciente ante eventuales bajas y alzas del azúcar en la sangre?

–         Lo ideal es que todos los pacientes diabéticos se realizaran en sus casas el glucotest, con un equipo portátil de autocontrol. De esa forma se puede medir la glicemia. Es importante que el paciente y su familia sepan que ante una baja significativa de glicemia (hipoglicemia) lo recomendable es que acuda a un servicio de urgencia. En tanto, un alza grande la glicemia puede llegar a lo que se llama coma hiperosmolar, es una emergencia porque se produce un daño dentro de todo el organismo en cuanto al balance de bicarbonato, sodio y potasio, que puede provocar la muerte del  paciente.

¿Es más grave la hipoglicemia?

–         En la hipoglicemia, el paciente queda sin energía para las neuronas y se puede producir un coma que puede ser mortal. Un coma por hipoglicemia causa más mortalidad que cuadros de hiperglicemia.

¿Qué recomienda para prevenir la diabetes?

–         Tener un estilo de vida saludable, con una alimentación balanceada y actividad física. Y si una persona tiene antecedentes familiares de diabetes tiene que hacer todos los esfuerzos necesarios para no tener sobrepeso u obesidad.

Diabetes Tipo 1

Es la diabetes típica de los niños y adolescentes. Se cree que está asociada a infecciones virales que provocan daño pancreático secundario. Se produce una insuficiencia aguda de insulina, por eso se hacen dependientes de insulina exógena.

¿Qué es la Diabetes Mellitus?

El origen del nombre viene del griego y etimológicamente significa dulzura o miel (mellitus) que pasa a través (diabetes).

La diabetes mellitus es un trastorno metabólico que se manifiesta por unos niveles de glucosa en sangre (glicemia) por encima de los límites normales.

Si no se trata adecuadamente, estos niveles alcanzan valores excesivamente altos, dando lugar a las complicaciones agudas o crónicas de la diabetes.

La glucosa es un azúcar que proviene de los alimentos que comemos, circula por la sangre y es utilizada por el organismo para obtener la energía necesaria para desarrollar cualquier tipo de trabajo.

La causa de la diabetes es una anomalía en la producción o el funcionamiento de la insulina por el páncreas.

La insulina es una hormona que fabrica el páncreas, cuya misión es facilitar el paso de los azúcares de la sangre a las células.

Cuando no hay insulina como en los diabéticos jóvenes (Tipo 1), o no funciona correctamente, como ocurre en los adultos (Tipo 2), el azúcar no pasa de la sangre a los órganos y el funcionamiento es deficiente. Al tiempo, el azúcar se acumula en la sangre en cantidades  superiores a las normales, apareciendo hiperglicemia.

Hipoglicemias

Las hipoglicemias son complicaciones frecuentes, en general por un exceso de dosis, comer menos de lo habitual y/o cambiar el horario de comidas, realizar más ejercicio de lo habitual. Se dan cuando la glicemia es menor de 60 mg/dl.

Los síntomas son: sudor frío, temblores, nerviosismo, hambre, debilidad, palpitaciones, hormigueos, dolor de cabeza, alteraciones al hablar, cambios de comportamiento, trastornos visuales, convulsiones y en los casos más graves pérdida de conocimiento (coma).

 

 

Vía: el rancaguino

Recibe las noticias más destacadas directamente en tu celular. Únete a nuestro grupo en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/DVZm2B0nIaZGcku79WAGx4

También estamos en Telegram como @InfoElLuchador únete aquí https://t.me/infoelluchador