¿Qué efectos tiene el consumo de ajo en la sangre?

0
148
Cortesía

El ajo se caracteriza por su sabor y versatilidad y, por ello, es uno de los alimentos más utilizados no solo en la preparación de platos gastronómicos, sino para tratar y prevenir el desarrollo de diversas afecciones, debido a su elevada densidad nutricional.

Se trata de un alimento nutritivo, que contiene minerales como manganeso, selenio, calcio, cobre o potasio y vitaminas B6 y C; tiene pocas calorías y se aconseja incluirlo en el marco de una dieta equilibrada y saludable para potenciar sus beneficios.

Dentro de sus bondades medicinales se dice que ayuda a aliviar patologías relacionadas con el corazón y el sistema sanguíneo, como presión alta, colesterol elevado, enfermedades de las arterias coronarias y la arteriosclerosis.

Beneficios para la sangre

Uno de los beneficios que se le atribuyen es que ayuda a reducir los niveles de colesterol LDL, conocido como malo y los triglicéridos en la sangre, debido a que inhibe su oxidación, reduciendo así el riesgo de sufrir arterosclerosis (formación de placas en las paredes de las arterias).

De igual forma, el portal de bienestar y salud Tua Saúde indica que es un alimento saludable para controlar la presión arterial alta, debido a que ejerce un efecto hipotensor y favorece la circulación de la sangre, gracias a que tiene propiedades vasodilatadoras.

Análisis en seres humanos han demostrado que los suplementos de este producto tienen un impacto significativo cuando se trata de reducir la presión sanguínea en personas con hipertensión. Un artículo publicado en El Nuevo Herald refiere un estudio, según el cual el extracto de ajo envejecido en dosis de 600-1.500 miligramos fue tan eficaz como el medicamento Atenolol a la hora de reducir la presión sanguínea durante un periodo de 24 semanas.

De igual forma, una publicación de la fundación estadounidense, AARP, en su página web asegura que hay evidencia que indica que el ajo ayuda a evitar que las plaquetas se peguen y, al promover la buena circulación, previene la formación de coágulos. Esto se debe a los efectos generados por la alicina y el contenido de vitaminas del grupo B.

Otras bondades

Además de ser favorable para la sangre, unade las principales bondades que se le reconocen a este alimento es su poder antiinflamatorio. El diario El Universal, de México, cita investigaciones publicadas en National Library of Medicine, las cuales revelan que comer ajo ayudaría a reducir dolores y malestares de las articulaciones, por ejemplo.

Según la citada fuente, si se sufre de un dolor muscular, también se puede frotar un ajo con aceite en la piel para reducir la inflamación.

Contraindicaciones

Si bien la lista de beneficios es larga, no se debe consumir en exceso. Esto aplica tanto para quienes los ingieren de manera recurrente en condiciones naturales, pero especialmente para aquellos que lo comen en formas medicinales como las cápsulas de ajo y otros preparados.

Uno de los aspectos a tener en cuenta es que es un alimento que, en ocasiones, es difícil de digerir y es por ello que las personas que son propensas a sufrir de reflujo, acidez y otras afecciones gástricas, deben moderar o limitar su consumo para evitar que se irriten las mucosas.

Con información de saludable.com

Recibe las noticias más destacadas directamente en tu celular. Únete a nuestro grupo en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/DVZm2B0nIaZGcku79WAGx4

También estamos en Telegram como @InfoElLuchador únete aquí https://t.me/infoelluchador