Historias de amor y odio de bolivarenses con sus suegras

0
154

Si algo causa nervios cuando se inicia una relación es conocer a la suegra. Para muchos es como una lotería caer bien a la mamá de su amorcito, es que, a ellas les ha tocado cargar con el estigma de ser cómplices o villanas, aunque abundan más las historias en las que este último papel es el que más encaja.

Cada 26 de octubre se celebra el Día Internacional de la Suegra, el miembro de la familia que se puede decir es el que genera más memes, chistes, bromas, intromisiones, peleas y hasta reconciliaciones en favor de la unión familiar.

Esta celebración data desde 1935 y aunque en un principio solo se celebrara en pocos países con el paso de los años su popularidad ha ido en ascenso, más con el auge de las redes sociales.

En esta ocasión, salimos a la calle para traerles desde la voz de los bolivarenses esas historias de amor y dolor que han vivido con sus suegras.

Una noche de bodas con la suegra

“Mi suegra siempre fue adorable. La extraño un mundo. Siempre nos unió y fue como una segunda madre, sin embargo, hay una anécdota que siempre cuento y es que en la noche de bodas muchos de los invitados se quedaron durmiendo en casa y mi suegra no hallaba en donde dormir, pues, no se le ocurrió otra idea que venirse a dormir con mi esposa y conmigo. Así pasé mi noche de bodas, con mi esposa y con mi suegra”-Carlos-

¡Señora, no opine!

“Resulta que una temporada nos toca vivir con mi suegra. La señora en pocos días se apoderó de la casa. Quería cambiar las cortinas, que comiéramos lo que ella quería, hasta se adueñó del televisor. Me aguanté por mi esposa para evitar un problema, pero un día no soporté más. Resulta que le estoy contando a mi esposa una situación en la que debíamos llegar a un acuerdo para tomar una decisión y la señora se metió y empezó a opinar. Se lo tuve que decir: ¡Señora, no opine! Este matrimonio es de A y B. No hay C –Luis José-

Un disfraz “antisuegras”

“Mi suegra me odiaba porque yo le llevaba 10 años a su hijo. En donde me veía los pies no me quería ver la cara. Cada vez que podía me insultaba y me hacía pasar unas penas terribles. Un día su hijo me pidió que le llevara unos medicamentos a su casa, era algo urgente. Yo enamorada, pues, acepté pero, tomé la previsión de disfrazarme. Me vestí como árabe y llegué a su casa. Toco la puerta, me abre la señora. Cambié la voz. Ella en un principio no se dio cuenta. Pero cuando se giró para llamar a su hijo para que me recibiera como que se le prendió el bombillo: ¡Mira, eres tú! ¡Es que ni que te viste de angelito te voy a dejar que veas a mi hijo!”. –Tito-

Mi ex suegra me dejó sin novia y sin línea

“Tuve una suegra que como vio que yo no estaba seguro de casarme con la hija, hasta la línea de teléfono que pagaba yo la mando a cortar. Era muy conflictiva y lo peor es que su hija hacía todo lo que ella decía, por esa razón se terminó la relación”. –Francisco-

Los cuernos más caros

“Resulta que para navidades nos fuimos a Maracaibo a pasar diciembre con los suegros. Me llevé mi carro. Un día, salimos y los acompañantes eran mi esposo y mi suegra, en ese momento. En un semáforo nos encontramos en sentido contrario al suegro que tenía Malibú blanco e iba acompañado por otra mujer, entonces me di la vuelta y comenzó aquella persecución por toda Santa Lucia. El viejo como era funcionario de la antigua PTJ tenía más habilidad para escapar. Sin embargo, mi suegra me dijo ya yo sé en dónde está. Así llegamos a un lugar donde tomaba las frías, ya él no estaba con la mujer en cuestión. Allí el hombre se puso nervioso, no sabía si reír o llorar. El asunto fue que mi suegra, le dijo: -Mira fulano te vi con la put… esa. Dame cobre para irme a la Chinita, si no queréis más problema. El hombre sacó como 100 dólares, en aquel momento un realero, era todo lo que tenía en esa cartera vieja. Para rematar le dijo: -No mijo, esto no alcanza porque a ella (refiriéndose a mí por haberla apoyado) también le voy a comprar ropa, dame las tarjetas. Allí dejamos al hijo, quien era mi esposo en ese momento, con su padre y nosotras nos fuimos de compras. Compramos todo lo que pudimos en el centro comercial de la Chinita. Dejamos esas tarjetas peladas… ja ja ja”. –Margareth-

Ni Judas se atrevió a tanto

“Resulta que mi suegra tenía la mala propiedad de hablar frecuentemente con varias de las exnovias de mi esposo las ponía al tanto de todo, aunque él le decía que no lo hiciera. Aparte que decía lo que era y lo que no. Incluso trató de que mi esposo volviera con una de esas exnovias”. –Nairobys-

Más que una suegra, una segunda madre

“He tenido mucha suerte con mi suegra. Esa me atiende, está pendiente, no se mete en la relación. Es más, mi esposa ha llegado a reclamarle porque dice que yo parezco más hijo de ella que su propia hija. Ella nos ayuda con los chamos y mira, gracias a Dios, siempre ha sido una aliada. Una vez hasta me tapó una vagabundería y me dijo que ella lo hacía porque sería incapaz de destrozarle el corazón a su hija, y para colmo terminó diciéndome: -Cuando vayas a hacer las cosas hazlas bien. No seas bruto. Ja ja ja”. –Juan Carlos-

Algunos tipos de suegras

Suegra madura: comparte en familia sin entrometerse y sabe cuáles son sus límites.

Suegra detective: averigua todo lo que acontece en el matrimonio.

Suegra sin rival: se cree la número uno en todo lo que hace.

Suegra chef: pretende enseñar a cocinar en nuestra cocina.

Suegra absorbente o madre pulpo: aquella que en ocasiones genera problemas matrimoniales.

Gledis Bonilla

Recibe las noticias más destacadas directamente en tu celular. Únete a nuestro grupo en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/DVZm2B0nIaZGcku79WAGx4

También estamos en Telegram como @InfoElLuchador únete aquí https://t.me/infoelluchador