Cardiopatías congénitas: Cómo la detección temprana y el tratamiento oportuno pueden salvar miles de vidas

0
80

Las cardiopatías congénitas son defectos del corazón y/o de los vasos sanguíneos que se producen debido a un desarrollo anormal durante la vida fetal. De cada 100 niños nacidos en el mundo, uno tendrá una cardiopatía congénita, una malformación del corazón que atendida a tiempo se puede tratar.

Los datos indican que la mitad de los niños con cardiopatías congénitas necesitarán una intervención médica a lo largo de su vida, y una cuarta parte de ellos la necesitará en el primer año de vida para sobrevivir.

“Desde que nació supimos de la condición de Ámbar. Para nosotros que haya recibido esta intervención es un gran alivio”, relató Abigail, mamá de la primera niña que, como parte del programa “Little Heroes”, fue intervenida con éxito de su cardiopatía congénita esta semana en el Hospital de Niños Sor María Ludovica en La Plata, provincia de Buenos Aires.

Así como le sucedió a Ámbar, se estima que en Argentina nacen cada año unos 7000 niños con esta afección y cerca del 50% de ellos necesitará una intervención en su primer año de vida, y una cuarta parte de ellos la necesitará en el primer año de vida para sobrevivir. Mientras que dos tercios podrán resolverse con un diagnóstico y tratamiento oportunos.

“Hoy apuntamos como uno de los objetivos al diagnóstico temprano fetal, o sea lo antes posible”, afirmó el doctor Rolando Gómez (MP 18328), jefe del servicio de Hemodinamia del Hospital de Niños Sor María Ludovica.

La ecografía cardíaca fetal es un estudio altamente sensible y específico que se realiza durante el embarazo para evaluar el corazón fetal, permitiendo un diagnóstico precoz durante el período de gestación .

“Quiénes requerirán de una intervención dependerá de la evolución, la gravedad y muchas veces del momento del diagnóstico. Creemos que con la Ley de Cardiopatías Congénitas y con otros controles que se están haciendo a nivel prenatal, los chicos ya nacerán con un diagnóstico y en un centro capaz de darles contención”, explicó por su parte el doctor Rodrigo Egues (MP 115800), jefe interino de la Sala de Hemodinamia.

Ambos profesionales lideraron las intervenciones de cinco niños con cardiopatías congénitas (4 de La Plata y una niña de Bahía Blanca) que fueron intervenidos exitosamente en el Hospital de Niños de La Plata gracias al programa mundial “Little Heroes” de Abbott que por primera vez se realiza en Argentina en asociación con la Fundación Ludovica. Se trata de un programa que en colaboración con organizaciones y médicos de todo el mundo brinda apoyo a los niños con cardiopatías congénitas.

En relación al programa, el doctor Gustavo Sergio Sastre, médico pediatra (MP 223 484), director ejecutivo del Hospital Sor María Ludovica, amplió: “Pone a disposición de forma rápida unos dispositivos para ser utilizados en un grupo de pacientes que nosotros asistimos habitualmente dentro del servicio de cardiología y hemodinamia. En cuanto tuvimos la noticia de su disponibilidad, como afortunadamente no teníamos pacientes en lista de espera, rápidamente pudimos identificar quiénes podían recibir esta donación que se pensó en función del criterio clínico y del momento oportuno de seguimiento de cada paciente”.

“Al principio estábamos un poco asustados, pero nos trajo mucha tranquilidad tener muy buenas referencias del hospital. Los médicos y todo el personal fueron muy humanos y empáticos para explicarnos”, detalló la mamá de Martina de 10 años que viajó especialmente desde Bahía Blanca.

“Fue una intervención simple, y nos explicaron que, si el dispositivo que le colocaban se adaptaba correctamente, se iba a recuperar rápido. Hace 24 horas que la operaron y ella ya está bien, sin ninguna complicación”, manifestó.

“Hoy me siento muy tranquila y contenta. Si bien mi hijo fue diagnosticado con su cardiopatía desde el nacimiento, recién a los 5 años notaron que el caso era un poco más complicado. Ahora con la intervención va a poder tener vida normal, llevando a cabo los controles regulares”, contó con alegría la mamá de Ciro, otro de los pequeños héroes intervenidos con éxito en el Hospital de Niños de La Plata.

Diferentes tipos de cardiopatías

La alteración del desarrollo de esta condición puede localizarse en cualquiera de las estructuras cardíacas y/o de los vasos sanguíneos y los defectos pueden presentarse aislados o combinados, generando un enorme espectro de malformaciones. Es por eso que existe una gran diversidad de cardiopatías.

Según el tipo de cardiopatía y el grado de compromiso de la función cardíaca normal pueden afectar de manera precoz, en el nacimiento o a lo largo de las distintas etapas de su vida. Algunas de estas patologías deben corregirse en la etapa neonatal ya que podrían poner en riesgo la vida del recién nacido. En otros casos generan síntomas durante la infancia o adolescencia y finalmente, aproximadamente un 30%, se mantienen asintomáticas hasta la vida adulta siendo detectadas recién en chequeos de rutina.

Un diagnóstico y tratamiento oportuno son clave para superar las cardiopatías congénitas. “Estas patologías tienen que ser resueltas en el momento del diagnóstico ya que con el paso del tiempo traen aparejados, sobre todo, el riesgo de lesión pulmonar”, detalló el doctor Egues. Por su parte, el doctor Gómez, resaltó especialmente la evolución que tuvo la hemodinamia en la población infantil. “Hace más de 10 años se trataba sólo de diagnóstico y tuvimos en estos años una evolución gigantesca: reemplazamos la cirugía cardiovascular convencional por tratamientos endovasculares”, detalló.

Los doctores Gómez y Egues mostraron su entusiasmo y pasión en la realización de estos procedimientos, destacando que fue un verdadero trabajo en equipo que incluyó a enfermeros, técnicos, anestesistas y a un montón de gente comprometida en una experiencia que disfrutaron mucho logrando la intervención exitosa de 5 chicos en 48 horas.

“En Fundación Ludovica queremos crear conciencia sobre las cardiopatías congénitas, pues cada vez que se ayuda a un pequeño y a su familia a superar este complejo padecimiento, nos motiva a seguir trabajando a favor de lograr un mejor acceso a los tratamientos y crear alianzas sólidas con socios como Laboratorio Abbott. Con donativos como los del programa Little Heroes, podemos ser parte de un noble proyecto y una misión que cambiará el futuro de estos pequeños” dijo el doctor Juan Guillermo Salas (MP 17950), Presidente de la Fundación Ludovica.

El profesional destacó que la integración público-privada y el trabajo junto a empresas que tengan un compromiso social es permanente y es parte de su accionar cotidiano. “Cuando este tipo de iniciativas se pueden concretar para nosotros es fantástico, porque podemos combinar a nuestro personal médico altamente calificado, el equipamiento, con una terapéutica de última generación para un grupo de niños que lo necesitaban. La combinación perfecta”, afirmó.

Juan Pablo Jolodovsky, country manager de Structural Heart en Abbott, concluyó: “Estamos liderando el camino de las terapias cardíacas y desafiando las opciones de tratamiento actuales para cambiar el curso de la atención del paciente pediátrico”.

Y completó: “Sabemos que las cardiopatías congénitas tienen un gran impacto en la salud de la población infantil, y somos conscientes de la carga de cardiopatías congénitas a la que se enfrentan los niños de países de ingresos bajos y medios. Es por ello que la donación de estos dispositivos médicos busca que los niños puedan crecer y alcanzar su máximo potencial, para que los defectos congénitos del corazón no sean un obstáculo para alcanzar sus sueños”.

Con información de infobae

Recibe las noticias más destacadas directamente en tu celular. Únete a nuestro grupo en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/DVZm2B0nIaZGcku79WAGx4

También estamos en Telegram como @InfoElLuchador únete aquí https://t.me/infoelluchador