Descubre de qué se arrepienten las personas antes de morir, según un estudio

0
94

La mayoría de la gente sabe que va a morir. Aunque dependiendo de su religión y creencias personales, tendrán una percepción u otra. Pero cuando se acerca el momento de la muerte, muchas personas empiezan a hacer balance o repasar los acontecimientos que han marcado su vida.

¿Pero se arrepienten de algo los mortales antes de pasar a mejor vida? Las reflexiones sobre este asunto han sido objeto de estudio en numerosas ocasiones, y, además, documentadas por profesionales de la salud, enfermeras y cuidadores que han acompañado a individuos en sus últimos días.

Sin embargo, teniendo en cuenta que existe una ingente cantidad de información al respecto, el científico de datos Mikael Polsen se propuso recopilar en un metaanálisis todos los artículos científicos sobre el asunto para extraer una conclusión acerca de esos remordimientos.

“Sabemos que vamos a morir algún día y sin creer en el más allá, nuestra vida actual es todo lo que tenemos por lo que debemos intentar aprovecharla al máximo y no arrepentirnos una vez tumbados en el lecho de muerte”, señalaba este investigador a propósito de su trabajo.

Aprender de los remordimientos de la vida de la gente que se está muriendo podría ayudarnos a cambiar o mejorar nuestra vida actual, para no repetir o lamentar más tarde los mismos errores”, en palabras de Polsen.

Curiosamente, los resultados de este trabajo revelaron que una de las reflexiones más mencionadas antes de perecer es “no haber tenido el valor suficiente para vivir la propia vida”. Además, según el investigador, entre los arrepentimientos más repetidos se encuentran los relativos a la salud, la felicidad, los sentimientos, o poco tiempo dedicado a los más queridos. En concreto, este experto enumera los seis más comunes:

1. “Ojalá hubiera tenido el valor de vivir mi propia vida”

Tal y como explica este científico, el hecho de que ciertas personas no sean fieles a sí mismas y hayan vivido la vida según las expectativas de los demás en lugar de seguir sus propias pasiones y deseos, puede ser un motivo de peso sobre el que apenarse en los últimos momentos.

“Lo que más lamentan las personas que yacen en el lecho de muerte es no haber tenido el valor suficiente para vivir su propia vida. Se arrepienten de haberse preocupado por lo que piensan los demás y de no haber perseguido sus sueños”, señala.

2. “Desearía haber pasado más tiempo con mis seres queridos”

“Muchos se arrepienten de no haber pasado suficiente tiempo con las personas a las que querían porque suelen darse cuenta demasiado tarde de que fue el mejor tiempo posible que pasaron”, afirma.

Según los resultados, esto incluye haber perdido amistades o lazos valiosos debido a la falta de tiempo o esfuerzo para mantener esas conexiones.

3. “Ojalá me hubiera cuidado más”

Muchas personas lamentan no haber cuidado mejor su salud y no haber adoptado hábitos más saludables cuando tenían la oportunidad. 

“Este arrepentimiento es sorprendente, ya que nunca lo habría imaginado”, reconoce el autor del estudio. Pero la realidad es que, “la gente suele describir que, sin una salud adecuada, la calidad de vida es muy pobre”, añade.

4. “Desearía haber tenido el valor de expresar mis sentimientos”

“La mayoría de la gente no habla de sus sentimientos con el objetivo de mantenerse en paz con los demás (en caso de que sentimientos negativos) o por miedo de hacerse vulnerable. Este arrepentimiento incluye incluso no expresar su amor”, subraya Polsen. 

En este sentido, el simple hecho de no decir ‘te quiero’ con más frecuencia o no resolver conflictos en las relaciones son pensamientos habituales en estas circunstancias.

5. “Desearía haber pasado menos tiempo trabajando”

“En la mayoría de los casos, este arrepentimiento lo hacen los hombres, que dedican gran parte de su valioso tiempo al trabajo, descuidando así a sus familias. Además, ambos sexos se arrepienten de no haber pasado tanto tiempo con sus amigos y haciendo sus aficiones”, en palabras de Polsen.

Según las conclusiones del estudio, esto incluye no haber equilibrado mejor la vida personal y laboral, es decir, haber dedicado demasiado tiempo al trabajo en detrimento de las relaciones personales y las experiencias personales.

6. “Ojalá hubiera sido más feliz y hubiera disfrutado más de la vida”

Una de las reflexiones que más sorprendió al investigador fue la relativa a la propia felicidad. Según las conclusiones que se desprenden de este trabajo, el hecho de no haberse permitido disfrutar más de la vida y encontrar la felicidad en situaciones cotidianas suele valorarse en los últimos momentos de vida.

“Por lo general, las personas tienden a posponer su felicidad hasta ‘un día indeterminado’ en que se permitirán ser felices y disfrutar de la vida. Sin embargo, ese ‘algún día’ nunca llega, por lo que es demasiado tarde para darse cuenta de ello en el lecho de muerte”, concluye.

Con todo, es importante resaltar que estos arrepentimientos son generales y no se aplican a todas las personas. Aun así, Polsen recuerda que esta información es relevante para darse cuenta de la importancia de la vida y el tiempo, así como de cuidar las relaciones o buscar la felicidad de manera equilibrada y saludable.

Con información de Muy Interesante

Recibe las noticias más destacadas directamente en tu celular. Únete a nuestro grupo en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/DVZm2B0nIaZGcku79WAGx4

También estamos en Telegram como @InfoElLuchador únete aquí https://t.me/infoelluchador