¡Insólito! El Carnaval en Venezuela alguna vez fue sólo para rezar

0
74
Archivo

La mayoría de los venezolanos asocia el Carnaval con una época de relax, fiesta y disfrute al máximo. ¿Te puedes imaginar sólo rezar en estos días?

Hay registros en la historia de Venezuela que así lo reseñan.

La era colonial: obligado rezar

El Carnaval en Venezuela se remonta a los tiempos de la Colonia, luego del descubrimiento de América, consistía en juegos rudos con agua, harina, huevo y otras sustancias.

En el siglo XVIII el Obispo de Caracas, Diez Madroñero, convirtió el Carnaval en tres días de rezos, rosarios y procesiones.

Años después el Intendente José Ábalos retomó esta festividad pero con elementos refinados.

Se incluyeron comparsas, carrozas y confites para las familias que salían a las calles para presenciar el desfile y se intentó eliminar los juegos violentos de antaño.

La festividad fue evolucionando con el tiempo en el país.

Cada gobierno impone su estilo
La celebración del Carnaval en suelo venezolanos se hizo tradición y tomó características peculiares según los gobernantes del momento, como por ejemplo la majestuosidad del tiempo de Guzmán Blanco o la solemnidad y recato del tiempo de Gómez.

Muchos califican como “inolvodables” los carnavales de la década del 50 en el siglo XX, durante el régimen de Pérez Jiménez.

Desfiles, bailes privados y las populares negritas marcaron la modernización del Carnaval en el país.

Durante el mandato de Pérez Jiménez, las fiestas eran de gran ostentación en las calles, templetes, clubes y hoteles. Muchas mujeres disfrazadas de negritas acudían al llamado que decía “en el Ávila es la cosa”.

A diario, se hacían desfiles por las calles de la ciudad y la gente se apostaba en las aceras y gritaban “aquí es, aquí es”, esperando recibir caramelos de los carros y carrozas.

Ya nada de rezar, llegaron las “negritas”…

Durante los años 50 al Carnaval se agregó otra manifestación cultural conocida como las “negritas”, un disfraz que ocultaba por completo la identidad de la persona, lo que le permitía disfrutar de toda la festividad sin prejuicios o complejos.

Uno de los elementos fundamentales de esta celebración es la música que acompaña a todas las actividades, que consiste en una gran variedad de ritmos por lo general con influencia de la cultura brasileña a través de la samba como uno de los géneros más comunes.

Además, la música del Carnaval viene dada por los ritmos del calipso como uno de los más típicos en las comparsas de los desfiles en el país.

Con información Diario 2001

Recibe las noticias más destacadas directamente en tu celular. Únete a nuestro grupo en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/DVZm2B0nIaZGcku79WAGx4

También estamos en Telegram como @InfoElLuchador únete aquí https://t.me/infoelluchador