San Isidro Labrador 

0
37
13052024

A pesar del descontrol climático que se vive actualmente a nivel mundial, en nuestra región, como siempre, la temporada de lluvias, aunque leve, se inició cuando ya finalizaba el mes de abril. Es el momento anhelado por agricultores criadores y pescadores por el significado que tienen  las lluvias, el riego para las siembras, alimento para el ganado y peces abundantes por la riada.

No obstante, un aumento en la proporción de las mismas puede revertir la situación y al igual que cuando está ausente o menguada, la población recurre al auxilio divino, a la ayuda del regidor de las lluvias San Isidro Labrador “Por quien la muchedumbre ha mantenido una esperanza secular para que ordene el bautizo terrenal con agua celeste”.

San Isidro es un santo milagroso que nació en Madrid, España, en 1079 y murió en Roma en 1621. Su imagen lo representan con un azadón en la mano rodeado de una guadaña y un arado. Fue beatificado el  2 de mayo de 1619 por el Papa Paulo V y canonizado el 12 de marzo de 1622 por el Papa Gregorio XV. Trabajó como labrador en la finca de la familia Vargas, donde hizo su primer milagro cuando fue acusado de no atender a sus labores, pues, se la pasaba sentado  pensando.

El dueño quiso comprobar si era cierto y en efecto lo encontró en esa actitud, pero pudo ver que los bueyes que le fueron asignados para mover un molino  lo hacían solos (él estaba orando). Isidro fue migrante y en otro país tuvo que  soportar el desprecio y la desconfianza de gente extraña.

En su capilla erigida en ermita en España, se acostumbra ir en romería el 15 de mayo a tomar el agua de un manantial
anexo y se le reza así: Oh San Isidro, patrono de los agricultores y protector de las cosechas, recurro a ti en este momento de necesidad, en este tiempo de sequía y falta de lluvia te ruego que intercedas ante Dios para que envíe la bendición del agua.

En nuestra ciudad desde tiempos remotos existe una gruta al lado del Orfanato Bolívar, dedicada a la advocación de San Isidro, en una Laja que lleva su mismo nombre y con la misma finalidad de la antes mencionada. Vecinos, pudientes o no, agricultores, campesinos y ganaderos antiguamente iban hasta la Capilla a colaborar con su óbolo para los gastos de las celebraciones  de su Novena.

En su honor se realizaba una nutrida procesión, el Santo era llevado en parihuela cubierta de flores y repique de campanas, concluyendo con una de las más hermosas fiestas religiosas del pasado.

Por: José Ismael Morales Pérez

Recibe las noticias más destacadas directamente en tu celular. Únete a nuestro grupo en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/DVZm2B0nIaZGcku79WAGx4

También estamos en Telegram como @InfoElLuchador únete aquí https://t.me/infoelluchador